¿Cuáles son los diálogos que el Gobierno está concertando respecto al proyecto del Canal del Dique?

Según la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) estas jornadas de diálogo respecto al Canal del Dique se están llevando a cabo con las comunidades del Atlántico, Bolívar y Sucre.

En el encuentro los requerimientos de las comunidades fueron escuchados. Foto: cortesía.

En una reunión que fue realizada en la sede de la Universidad del Atlántico (UA) del municipio de Suán, el Gobierno actual llevó a cabo una mesa de diálogo con las comunidades ribereñas del Atlántico, en la cual expusieron sus inquietudes e inconformidades respecto al desarrollo del proyecto del Canal del Dique.

Según la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) este espacio de participación ciudadana hace parte de los compromisos que adquirió el presidente Petro en su nuevo Gobierno.

“Escuchar a las comunidades y conocer de primera mano sus inquietudes son prioridades para el Gobierno nacional, por eso la ANI, como parte de los compromisos adquiridos en la Comisión Accidental de la que hacen parte Bancadas Regionales de Congresistas, Consejos, Veedurías, Gobernación, Comunidad, Procuraduría y Gremios, inició en el municipio de Suán, en el Atlántico, los espacios de socialización y participación en torno al proyecto Canal del Dique”, manifestó la entidad a través de un comunicado oficial.

En esta jornada participativa hicieron parte más de 102 personas, de las cuales 29 tomaron la vocería, estos voceros hacen parte de los consejos comunitarios, asociaciones de pescadores y organizaciones sociales del Canal del Dique; ellos hablaron en representación de las comunidades para plantear cuales eran los puntos más importantes para tocar respecto al proyecto.

Una de las personas que tomó la palabra en el encuentro fue Marilyn Morales, miembro del Consejo de Comunidades Negras del municipio de Luruaco, y quien precisó que es relevante que se desarrollen este tipo de espacios para que la comunidad pueda ser atendida pertinentemente.

“No nos oponemos a los proyectos de infraestructura, pero es importante que también se conozcan los impactos positivos y negativos de este proyecto. Las mesas técnicas en territorio serán importantes para llegar a consensos”, precisó la mujer.

La comunidad educativa también tuvo la oportunidad de expresarse en el encuentro. El profesor de la UA Manuel Alvarado, sostuvo que debería existir la posibilidad de que expertos presenten estudios relacionados con el impacto en la seguridad alimentaria y económica de la región, “principalmente del Embalse el Guájaro”.

Por su parte, el vicepresidente de Planeación, Riesgos y Entorno, de la ANI, Diego Morales, aseveró que “es primordial” construir a partir del consenso, a través de las mesas de diálogo y la concertación.

“Por eso estamos en Suán, hablando con la comunidad, ya que sus aportes serán fundamentales para que el proyecto Canal del Dique sea un modelo ambiental, pero sobre todo social y de cara a la comunidad”, manifestó el funcionario.

Respecto a las autoridades que estuvieron presente en el espacio de socialización y participación, destacaron el alcalde de Suán, Danilo Cabarcas; el de Candelaria, Gregorio Brito; el de Manatí, Evaristo Olivero; el secretario de Infraestructura de Santa Lucía, Hagler Millers; el procurador Ambiental y Agrario, Carlos Arrieta y el procurador delegado para la Gobernanza y Gestión Territorial, Hernán Peña.

Entre los puntos hablados en el encuentro resaltó la forma en la que se ejecutaría el proyecto del Canal y que incluía las obras. La comunidad contó cuales son sus intereses y estos fueron escuchados atentamente por las autoridades.

Quedó estipulado que la longitud total del canal será de 115,5 km, que abarcan la hidrovía, entre el municipio de Calamar y la bahía de Cartagena.

De igual forma, se precisó que las obras incluirán, entre otras cosas, un sistema de compuertas en Calamar, así como esclusas en Calamar y Puerto Badel, esto con el fin de evitar la entrada no controlada de caudal y grandes cantidades de sedimentos al sistema.

El presupuesto previsto para el proyecto abarca una cifra cercana a los $3,25 billones; los cuales estarán distribuidos en lo que se necesite.

Es necesario precisar que este encuentro también se realizó en el departamento de Bolívar, en donde las autoridades escucharon cuales eran las necesidades y los requerimientos de la ciudadanía que se asienta a orillas del río Magdalena y que también se han visto perjudicadas por la fuerte ola invernal.

Se estima que cerca de 1,5 millones de personas se beneficiarán con la realización de este megaproyecto.

“Es algo que desde hace rato se ha tenido que hacer, pero aún no es tarde, las autoridades están a tiempo todavía de evitar una desgracia mayor, siempre y cuando los proyectos se ejecuten transparentemente y sin pasar por encima de nosotros los ciudadanos”, dijo a REGIÓN CARIBE ORG, Janeth Peña, habitante del municipio de Repelón.

Por su parte, el Ministerio de Transporte también se pronunció y precisó que por parte de la entidad “se están acelerando las obras de infraestructura para fortalecer la conectividad terrestre, fluvial, férrea y aérea de los colombianos a través del diálogo, el consenso y la concertación”.