¿Cuál es el plan que está llevando la Alcaldía Distrital para fortalecer la seguridad en la ciudad?

Según la Alcaldía, entre las estrategias está mejorar la comunicación entre la seguridad privada y la Policía Distrital, para así poder “reaccionar” más rápidamente ante cualquier emergencia.

Se espera que con este convenio sea posible que los índices de criminalidad bajen en la ciudad. Foto: cortesía.

En un convenio entre la Alcaldía de Barranquilla y la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, se llevó a cabo un proyecto que tiene como objetivo “contemplar” unir fuerzas entre ambas entidades para fortalecer y proporcionarle a los barranquilleros más seguridad en las calles.

Según el Distrito, este convenio se realiza con el fin de implementar acciones que propicien espacios más seguros, permitiendo así “una sana convivencia”.

En teoría, se supone que con este proyecto será posible mejorar la comunicación entre las empresas que se dedican a la seguridad privada y la Policía Metropolitana, esto con el fin de que se pueda reportar rápidamente cualquier situación y que esta sea atendida con prioridad.

“Se trata de crear redes de apoyo entre 16.000 vigilantes privados y que dicho personal pueda acceder a capacitaciones para apoyar en la mediación de conflictos y la prevención de comportamientos o situaciones que pongan en riesgo la seguridad de la comunidad”, afirmó la Alcaldía Distrital.

Según el alcalde Jaime Pumarejo, esta estrategia se trata de la “alianza” de dos fuerzas, las cuales, en conjunto, buscan “unirse para tener mayor control en la vigilancia y en los recursos que se utilizan para brindarles seguridad a los barranquilleros”. “Hay 16.000 vigilantes en la seguridad privada de Barranquilla que estamos sumando para cuidar a los barranquilleros, pero entendiendo que la tecnología nos puede mejorar o incorporar esas fuerzas de seguridad privada al control que hace la Policía, así podemos ser mucho más ágiles en la manera como combatimos y prevenimos, es decir entender que se pueden generar entornos seguros y en donde se priorice diversos tipos de metodologías para de esa manera reducir el crimen”, aseveró el mandatario.

De igual forma, Pumarejo precisó que los 16 mil vigilantes tendrán acceso a distintas cámaras de vigilancia, con las cuales les será posible suministrar información en tiempo real a las autoridades. Según él, esto para poder ganar “agilidad, eficiencia y mucha capacidad de respuesta”.

“En tiempo real podemos responder a los retos que nos pone la delincuencia y podemos darles una respuesta contundente a armar los casos de una manera mucho más preparada y más rápida para darle tranquilidad a los barranquilleros”, agregó.

El plan como tal consiste en varios puntos, entre esos crear una aplicación móvil en la cual podrán comunicarse entre guardas, vigilantes y encargados de la seguridad; mientras que al mismo tiempo podrán reportar en tiempo real los hechos delictivos o que afecten la tranquilidad de los ciudadanos.

Según la Alcaldía, en lo que va corrido del año se han logrado mediante las comunicaciones entre la vigilancia privada y la Policía Distrital cerca de 230 casos, 227 capturas, 4 armas incautadas y 306 millones en mercancía recuperada.

Por último, Orlando Clavijo, superintendente de Seguridad y Vigilancia Privada, precisó que en la ciudad actualmente hay un “refuerzo” en el interés de las autoridades en poder brindarle a la ciudadanía seguridad.

Es bien sabido que la inseguridad en Barranquilla ha sido por muchos años ‘el pan de cada día’, pues los hechos delictivos suelen presentarse a cualquier hora del día y en cualquier punto de la ciudad, por ello, los ciudadanos que han conocido de esta iniciativa precisan que es necesario que los planes que se ejecuten “sean funcionales”.

“De nada nos sirven planes que puedan fallar. La idea puede ser buena, pero si no se ejecuta como se supone que debería ser entonces no sirve de nada. Esperemos que esta vez las autoridades si estén haciendo su trabajo correctamente y se acabe tanta inseguridad en nuestra ciudad”, dijo Gustavo Redondo, morador del barrio Ciudad Jardín.

El Distrito puntualizó en que esta estrategia también podría convertirse en algo “generador de oportunidades de inclusión laboral para población de jóvenes con vocación al servicio de seguridad de cara a la comunidad”.