¿Cuál es el conflicto en el sur del Atlántico por drenaje de embalse del Guájaro?

El embalse se encuentra en un nivel “preocupante”, pues sigue subiendo y actualmente se ubica por encima de 5.30 metros. Algunos ciudadanos no permiten la intervención.

Algunos agricultores y productores "temen" que se les inunden sus cosechas. Foto: Angélica Noguera.

“Preocupados y en vilo” afirman sentirse un grupo de ciudadanos del sur del Atlántico, debido a la situación que se presenta actualmente en el embalse del Guájaro. Por un lado, se encuentra el hecho de que los niveles del cuerpo de agua están subiendo rápidamente, y por otro lado, moradores del municipio de Manatí no están permitiendo la intervención en el sitio con motobombas.

Uno de los representantes de la Federación de Pescadores del sur del Atlántico y del Canal del Dique, Arcadio Pérez, afirmó que esta es una situación “grave”, pues, según él, lo más “preocupante” es que, al no intervenir el embalse con las motobombas para drenar el agua, esta pronto podría desbordarse y traer consecuencias negativas.

“Necesitamos que el alcalde de Manatí intervenga y que podamos reunirnos para solucionar este serio problema, hay que evitar una catástrofe. Necesitamos que las motobombas trabajen y que se saque agua del embalse porque sino lo que nos espera será duro”, precisó el líder comunitario.

Según Pérez, el alcalde de Manatí, Evaristo Olivero, tiene la capacidad de interceder frente a su comunidad, por ello le hizo un llamado al mandatario municipal para que concilie con los manatieros.

Ante esto, el presidente de la Fundación de Pescadores y Ambientalistas del Guájaro, Humberto Currea, precisó que es necesario llegar a un acuerdo y que sea posible abrir las compuertas del Puente Militar. Aseveró que en este momento hay que tener “unión y hermandad” ya que es necesario el acuerdo porque los habitantes de los corregimientos Aguada de Pablo y La Peña “viven en zozobra constante”.

Asimismo, Currea explicó que las comunidades se negaron a esta apertura debido a que según ellos, esto se podría generar una inundación del casco urbano de Manatí, así como de sectores agrícolas.

Monitoreo al embalse

La gerente de Funrural, Alexandra Forero, manifestó que “la idea es pasar el agua por el canal 5 hasta el canal madre y de ahí llevarlo hacia el canal de adopción de la estación ‘Boquitas’ para bombearlo hacia el Canal del Dique a través del canal de descarga”.

Según ella, la “inquietud” de ciertos agricultores del sur del Atlántico es que podría haber una inundación en los cultivos. “Los productores de la zona creían que era posible que se inundara el área por donde efectuarían los drenajes; no obstante, ya se les aclaró que es una operación controlada. Vamos a empezar a pasar maquinaria para los diferentes canales del distrito de drenaje de Manatí”, aseveró.

Por último, enfatizó en que todos estos trabajos de contención se realizan bajo estricta supervisión, cuidando que no se inunde ninguna área.

Es preciso recordar que actualmente los niveles del embalse se ubican por encima de 5.30 metros.