Crisis de contenedores afectará precios de mercancía para temporada de fin de año: Asocentro

Solo los comerciantes que provisionaron a inicios de este año podrán mantener sus precios, que ya habían sufrido aumentos de entre un 20% y un 40%.

De acuerdo con información entregada por Dina Luz Pardo, directora ejecutiva de Asocentro, los precios de diferentes productos en el sector comercio de Barranquilla tendrían un aumento signficativo para la temporada de fin de año, teniendo en cuenta el impacto del aumento del dolar y la crisis mundial de contenedores que afecta la importanción de mercancia y a los insumos para la producción nacional.


"La crisis es mundial. No hay materia prima, porque los contenedores están atrasados en llegar a todos los puertos. En el caso de Barranquilla, ejemplos: la hilaza escasea. Se puede conseguir a $7.500, antes costaba $2.500; la tela índigo está por las nubes, un metro puede costar 16 mil pesos. Antes costaba 8 o 10 mil pesos; la popelina, el drill, etc., se consiguen poco y costoso, todo esto obliga a frenar promociones y subir los precios", indicó Pardo.

Tras los resultados arrojados por una encuesta en la que participaron 300 comerciantes de la ciudad, se evidenció que un 30% podría mantener los precios durante la temporada, aunque ya algunos han sido aumentados teniendo en cuenta que la crisis de contenedores inició desde el mes de marzo.


Así mismo, existen otros dos grupos que manifestaron su preocupación porque su panorama es mucho más complejo. De estos, un 40% aseguró que tendrán que subir los precios de manera necesaria para poder cubrir gastos servicios públicos, arriendos, impuestos y matener los empleos que generan desde sus negocios.


Por otra parte, el 30% restante que es el grupo de pequeños comerciantes genera mayor inquietud ya que expresaron que de no solucionarse de manera pronta la problemática con los contenedores, se verán en la obligación de cerrar sus locales y despedir a sus trabajadores porque no tendrán la capacidad para surtir sus negocios en la temporada de cierre de año.


"Los grandes comerciantes pudieron desde comienzo de año provisionar, pero los pequeños no todos tienen la capacidad para tener mercancía suficiente para poder vender en esta temporada de fin de año. Entonces tendrán que verse necesariamente obligados a cerrar sus establecimientos por lo menos por un tiempo mientras esto se soluciona, y eso se vería reflejado en desempleo", concluyó la directora de Asocentro, afirmando que para el 2022 crece la incertidumbre en este sector productivo de la ciudad.


Entradas Recientes

Ver todo

¿Cómo debería ser una biodiverciudad?

El Foro Económico Mundial inició recientemente un proceso de colaboración con el Gobierno de Colombia en una nueva iniciativa global que apoyará a los gobiernos de las ciudades, las empresas y los ciu