• Ángela Pertuz López

Cormagdalena lanza Plan de Contingencia ante Fenómeno de la Niña

La entidad recomienda a las autoridades locales y departamentales implementar acciones de prevención y mitigación de riesgos ante el aumento de las precipitaciones previstas para los meses de marzo, abril y mayo, en el marco de la evolución del Fenómeno de La Niña.

Fotografía:The Nature Conservancy

Se avecina el Fenómeno de la Niña y consigo las precipitaciones en los afluente de agua como el río Magdalena que, ante el incremento de su nivel pone en riesgo a los municipios ribereños, por ello, CORMAGDALENA activó un Plan de Contingencia.


Pues, según lo anunciado por el IDEAM, las condiciones climatológicas cambiaran en los meses de marzo, abril y mayo, "Se espera incrementos de niveles de lluvias que oscilarían entre el 10% y 40% en varias regiones del país, con principal énfasis en el centro-oeste de la región Caribe, norte y centro de la región Andina, norte de la región Pacífica, así como sobre amplios sectores de la Orinoquía y norte de la Amazonía" comunicó el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM).


Por su parte, Pedro Pablo Jurado, director ejecutivo de Cormagdalena hizo un llamado a las entidades gubernamentales para que pongan en acción los planes de prevención y contingencia frente a la posibilidad del incremento de lluvias, ocurrencia de inundaciones, avalanchas, crecientes súbitas y deslizamientos de tierra en zonas ribereñas ante la eventualidad de incrementos de los niveles del río Magdalena.


“En atención a nuestro Plan de Contingencia, desde Cormagdalena continuaremos con el monitoreo batimétrico de condiciones de sedimentación en los sectores de Barrancabermeja - Pinillos, Canal de Acceso al Puerto de Barranquilla y Canal del Dique. También mantendremos los comités semanales de seguimiento a las condiciones de navegabilidad, y la identificación y referenciación de vulnerabilidad de los municipios ribereños en estas temporadas de lluvias. Todo esto hace parte del apoyo para la ejecución de los planes de prevención de los municipios”, expresó el directivo.


Por tal razón, el Plan de Contingencia contempla los siguientes apartes:


· Revisar, actualizar y socializar los planes institucionales previstos, de acuerdo con las condiciones para la zona.

· Mantener el plan preventivo en las entidades del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (SNGRD).

· Hacer campañas educativas sobre riesgos y medidas de prevención para afrontar la temporada de lluvias.

· Apoyar a los consejos departamentales y municipales de gestión del riesgo de desastres.

· Monitorear quebradas y ríos, desde el nacimiento hasta la desembocadura.

· Realizar campañas periódicas de limpieza, con el fin de prevenir posibles taponamientos de los desagües y ductos de aguas lluvias.

· Hacer monitoreo y mantenimiento a las obras de mitigación del riesgo realizadas en puntos críticos de la zona, con el propósito de evitar deterioros o reactivación de estos eventos.

· Revisar los cambios presentados tanto en los caudales como en la coloración de los sedimentos de las quebradas.

· Monitorear continuamente las zonas de ladera que representen algún tipo de amenaza para identificar los cambios en el terreno y así tomar las medidas pertinentes, de acuerdo con los planes de contingencia existentes.

· Fortalecer la comunicación y la educación de la comunidad en medidas de prevención durante esta temporada de lluvias.