Consternación en Barranquilla por aparición del cuerpo sin vida de joven estudiante de 18 años



Imagen de referencia, municipio de Malambo. Cortesía.

Un final inesperado y escalofriante fue el que ocurrió con la joven Gabriela Romero de 18 años, quien había desaparecido desde el pasado 24 de noviembre y en las últimas horas fue hallado el cuerpo sin vida en una zona enmontada en el corregimiento de Caracolí en Malambo.

Un tatuaje y una manilla serían hasta el momento las pruebas por las cuales la familia habría reconocido que se trata de la joven estudiante del Sena que el pasado 24 de noviembre salió para el lugar de sus estudios, ubicado en la carrera 43, pero finalmente se supo que nunca llegó.

Hechos

De acuerdo a las investigaciones que ha adelantado la Fiscalía, hasta donde llegó la familia de la víctima el 29 de noviembre a poner la denuncia por su desaparición, la joven Gabriela la citó un expolicía en un centro comercial de la ciudad, con la excusa de ofrecerle un trabajo y desde entonces no se tenían noticias de ella.

El expolicía identificado como Levith Aldemar Rúa Rodríguez, quien estuvo vinculado durante dos años a la policía, fue vinculado al caso por las redes sociales de Gabriela, donde estableció contacto con él. En la citación con la Fiscalía, Rúa reconoció que se encontró por la joven, pero según él, se despidieron y no supo más nada de ella. Por no encontrarse pruebas en su contra, el hombre no fue relacionado con el caso.

La sorpresa de la Fiscalia fue cuando se presentó una denuncia el miércoles 14 de diciembre, en el que una menor de edad procedente de Venezuela, denunció haber sido víctima de una violación sexual por parte de este hombre. Los hechos fueron exactamente los mismos que los de Gabriela: fue citada en el mismo centro comercial, con ma excusa de un trabajo. La menor que logró escaparse, relató que fue llevada hasta un cambuche en una trocha en Malambo, hasta donde fue forzada a ir. Hasta allí llegaron los investigadores del CTI, quienes encontraron prendas que indicaron que hasta ese lugar también habría sido llevada Gabriela.

Este viernes en horas de la tarde, luego de varias horas de búsqueda en un jaguey, finalmente fue encontrado sin cabeza, el cuerpo en avanzado estado de descomposición. Familiares de Gabriela guardaban la esperanza de que no fuese ella, pero un tatuaje, las medias negras que podrían tratarse del uniforme del Sena y una manilla, fueron los motivos para confirmar que la víctima fatal era Gabriela Romero Cabarcas.

Captura

El expolicía Levith Rúa se encuentra bajo arresto, por el crimen del cual lo acusa la joven venezolana. 

En el expediente de éste reposa un arresto en prisión durante siete años en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar, luego de ser condenado por acceso carnal violento.

#Feminicidio #NiUnaMenos #NiUnaMás