Consejeros juveniles iniciaron con la ruta ancestral para preservar historia del Atlántico

El viaje por las rutas sagradas se llevó a cabo en los municipios de Tubará y Usiacurí.

En una jornada de dos días, 300 jóvenes escogidos como Consejeros Juveniles se reencontraron con la historia de los pueblos y la cultura étnica del departamento del Atlántico con un primer piloto de turismo ancestral liderado por la Gerencia de Asuntos Étnicos.


La visita por los lugares mágicos y espirituales que poseen los indígenas en territorios a lo largo del departamento, tuvo inicio en el municipio de Tubará con grandes historias de sus antepasados escritas sobre piedras, los Chorros de San Luis, lugar de aguas tranquilas, naturaleza, y el encuentro con las historias de héroes, que se escriben en cada puntada de los tejidos y artesanías de los indígenas.

Así mismo, los jóvenes llegaron hasta el municipio de Usiacurí, que no solo tiene la historia moderna que se lee en cada cuadra de los barrios, sino que tiene entre si, la historia de los indígenas Mokanás, que se combina entre el ayer y hoy de un municipio que se llena color en cada rincón.


El propósito de esta iniciativa es que los jóvenes conozcan de dónde vienen y ayuden a preservar la fauna, la historia, la cultura, y los lugares de encuentros de los indígenas para realizar sus ritos, los cuales son sagrados para ellos y desconocidos para la gran mayoría de atlanticenses.

"Invitamos a los Consejeros de Juventud, para que conocieran estos escenarios, para darle el valor histórico y cultural que encierran cada uno de estos Sitios. Es una oportunidad para que ellos conozcan y valoren la plurietnicidad y la multietnicidad que encierra el departamento del Atlántico y la den a conocer", sostuvo el gerente de Etnias, Luis Fernando Casianni.

Los jóvenes que participaron de la ruta Ancestral describieron esta experiencia como "grandiosa y maravillosa", por la oportunidad de volver a sus raíces, conocer de sus ancestros, lo que son y lo que para ellos aún permanecen en su sangre, e invitaron a la comunidad atlanticense vivir este recorrido de turismo ancestral.


"Quiero invitar a todos, para que conozcan en familia nuestro territorio indígena mokaná, que aún prevalece y son sitios hermosos. Me agradó demasiado el sendero de los Pozos en Usiacurí, porque aún sin tener conocimiento sobre ciencia, nuestros ancestros lograban curar enfermedades, a partir de la medicina tradicional, lo que eran plantas e incluso, me resultó increíble, ver dos pozos cercanos y con diferentes propiedades minerales diferente. Los invito a vivir esta experiencia ancestral", expresó Liliana Cárdenas, Consejera Étnica de Juventud del municipio de Malambo.