Conozca las propuestas económicas de los candidatos presidenciales en Colombia

Este domingo 29 de mayo los colombianos saldrán a la urnas para elegir a su próximo mandatario y RegionCaribe.org te contamos algunas de las propuestas de los aspirantes a la presidencia del país.



Los colombianos tendrán en sus manos el próximo domingo la posibilidad de elegir al nuevo presidente del país cuando depositen sus votos en las distintas urnas dispuestas en el país. Un total de 39'002.239 personas se encuentran habilitadas para elegir al candidato de su preferencia.


Si eres de esas personas que aún no tiene un candidato definido porque no conoces su plan de gobierno, en RegionCaribe.org te compartimos las propuestas económicas de los aspirantes a la presidencia para que te pueda servir de apoyo antes de salir a las urnas a depositar tu voto. A continuación, te compartimos los planes de Sergio Fajardo, Rodolfo Hernández, Gustavo Petro y Federico Gutiérrez.


Además, puedes visitar las páginas oficiales de cada uno de los candidatos para que conozcas más información sobre las propuestas que han definido en otros campos distintos al económico.


Sergio Fajardo:


Una transformación productiva en la que la agricultura, la industria y los servicios, en especial los de alto contenido tecnológico, tendrán un papel prioritario.

Dejar atrás la dependencia del petróleo y el carbón, sectores que exponen al país a riesgos ambientales y macroeconómicos, y pasar a tener una estructura exportadora más diversificada y competitiva internacionalmente.


Ciencia, tecnología, innovación y emprendimiento para que las empresas de todos los tamaños sean más competitivas, generen más valor y puedan contratar más personas que hoy están desempleadas, en la informalidad o que pasaron a la inactividad después de la búsqueda sin éxito de un trabajo.


Centros de Investigación e Innovación enfocados en los desafíos del país: ciencia y tecnología para la agricultura, la industria y los servicios, energías y cambio climático, salud y bioeconomía.


Para cada región realizará planes de ordenamiento productivo aprovechando las Regiones Administrativas y de Planificación (RAP): Pacífico, Caribe, Amazonía, Santanderes, Llanos, Central y Cafetera. Muchas obras y proyectos de importancia son de escala regional y necesitan mejor coordinación departamental.


Mejor infraestructura física, tecnológica, de información y administración para que las empresas puedan competir en los mercados internacionales con mayor rentabilidad y menos obstáculos.


Reforma pensional, laboral y tributaria

En la reforma pensional: una transición hacia una estructura pensional de pilares, que garantice una cobertura universal de los adultos y las adultas mayores.

En la reforma laboral: contempla una normativa laboral que proteja verdaderamente a los trabajadores en actividades de contratación por horas, formalización del trabajo y programas de formación para el trabajo. Esta normativa debe ser resultado de una gran concertación nacional con los sindicatos, los empresarios y el gobierno.

En la reforma tributaria: propone una nueva estructura tributaria que tenga impuestos más progresivos, lo que quiere decir que deberán ser pagados por personas de más altos ingresos y riqueza; lucha contra la evasión y eliminación de exenciones y beneficios tributarios ineficientes.


Rodolfo Hernández:

Incentivar la creación de emprendimientos digitales y apoyar financieramente y en asesorías a emprendedores jóvenes que busquen construir empresa antes de tener su primer empleo o a las personas que por razones laborales ya no encuentran una oportunidad laboral. En el fondo se trata de impulsar la cultura del cuentapropismo (persona que trabaja para sí mismo), pero desde la formalidad.

Disminuir las barreras de entrada a los nuevos empresarios, simplificando y reformando la estructura de trámites, impuestos y costos de renovación, entre otros procesos.

Incentivar el emprendimiento entre los jóvenes estableciendo iniciativas de no pago por impuesto, hasta que cumplan tres años de operación y rendimiento sostenidos.

Mejorar la competitividad de las empresas colombianas al eliminar los impuestos a la adquisición de bienes de capital.

Fortalecer la relación entre Universidad – Empresa – Estado, a través de la promoción de alianzas (clústeres) que generen incentivos económicos para las investigaciones que conduzcan a nuevas patentes, en donde las instituciones regionales actúen en red con los empresarios, generando programas académicos y proyectos públicos pertinentes, de alta calidad, que garanticen mayor desarrollo regional y más empleo en un modelo económico vocacional del territorio.

Potenciar el crecimiento económico del sector manufacturero, la demanda interna de bienes y servicios, disminuir las importaciones y maximizar las exportaciones, en una dinámica en la que se pueden involucrar políticas de investigación en las universidades para mejorar todas las condiciones de producción, de manera que el sector sea competitivo y puedan sustituirse importaciones.

Ampliar los esquemas de financiación a las pequeñas y medianas empresas, Pymes, y a los emprendimientos en sus fases tempranas. Por vía normativa se establecerá que los créditos destinados a la creación y fortalecimiento de las Pymes deban tener un interés igual o menor al que recibe el Banco de la República por la colocación en la banca privada de los recursos nacionales.

Generar una instancia de coordinación y gestión del empleo más robusta dentro del Ministerio del Trabajo. El país sabrá qué sectores económicos están más activos, cuántos trabajadores se necesitan y de qué tipo, incluso en dónde se debe actuar para salvar puestos de trabajo.

Acompañar la gestión de las bolsas de empleo de manera que faciliten y promuevan la reubicación laboral de los trabajadores en condición de debilidad manifiesta.

Liderar un programa que tendrá como objeto readaptar laboralmente a los trabajadores que han sufrido una pérdida en su capacidad laboral o que se encuentren protegidos bajo la figura de estabilidad laboral reforzada.


Gutavo Petro:


Realizar transformaciones de fondo para enfrentar la emergencia por cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Esto implica transitar hacia una economía productiva basada en el respeto a la naturaleza, dejando atrás la dependencia exclusiva del modelo extractivista y democratizando el uso de energías limpias para generar capacidades nacionales que nos permitan enfrentar los efectos del cambio climático y contribuir con ello superar la crisis ambiental global que pone en juego la vida y la pervivencia de la especie humana.


Avanzará hacia el cierre de la brecha de desigualdad en la tenencia y uso de la tierra y el agua a través de una reforma agraria y acuaria para transformar el campo en clave productiva y de justicia social y ambiental. Garantizaremos el derecho a la tierra para las familias rurales, la formalización de la propiedad y evitaremos la expansión indiscriminada de la frontera agraria y la colonización de baldíos.


Avanzar en una estrategia de sustitución de tierras y economía en los territorios cooptados por las economías ilegales como mecanismo fundamental para lograr una economía productiva, alcanzar la soberanía alimentaria, superar la violencia, proteger la naturaleza y entrar en una era de paz.


Se buscará un desarrollo de la estabilidad macroeconómica al servicio de la ciudadanía, lo que implica un enfoque integral y funcional de las finanzas, donde el empleo, la distribución y las fuentes de crecimiento tengan la misma importancia que el pago de la deuda y el control de la inflación.


Pacto con las economías populares que permita recuperar la confianza en el Estado y construir una sociedad basada en el reconocimiento del trabajo de al menos dos tercios de la población económicamente activa, que realiza su trabajo en la llamada informalidad, de los cuales el 80% trabaja por cuenta propia, principalmente en actividades que no les permiten ganar ni siquiera un salario mínimo mensual.


Federico Gutiérrez:


- Hacer obligatoria la facturación electrónica para reducir la evasión fiscal.

- Tener una política de austeridad y de eficiencia en el gasto gubernamental.

- Llegar a una deuda del 61% para buscar la recuperación del grado de intervención.

- Aumentar el subsidio para brindar pensión de $330.000 a tres millones de adultos mayores en Colombia.

- Reducir de 25 a 22 años el tiempo de cotización para trabajadores de un salario mínimo.

No modificar la edad de jubilación.

- Aumentar los recursos de financiamiento agropecuario a 500.000 millones anuales.

- Impulsar la industria nacional de insumos y fertilizantes para controlar costos.