Con estrategia de huertas en casa, Barranquilla trabaja por convertirse en biodiverciudad

El 80% de la población beneficiada es de origen campesino, con voluntad de realizar procesos de siembra en sus viviendas.

La Alcaldía Distrital, a través de Barranquilla Verde, puso en marcha el plan piloto de la estrategia denominada ‘Mi Huerta en Casa’, por medio de la cual se busca promover la conservación del entorno, el emprendimiento y la seguridad alimentaria a través de la agricultura.


El inicio de este programa se realizó en los barrios Por Fin y Los Olivos, de la localidad Suroccidente, en donde se vieron beneficiadas aproximadamente 100 personas, que hacen parte de 20 familias de estas comunidades.


Con este tipo de estrategias que involucran aspectos ambientales, productivos, sociales y económicos, que además promueven el acceso a zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles, que mitigan el impacto ambiental negativo, Barranquilla continúa trabajando en su apuesta de ser la primera biodiverciudad de Colombia.

"Mi Huerta en Casa busca mejorar la calidad de vida con un alto valor medioambiental, apostando a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y entregándole a la ciudad nuevos espacios verdes en los cuales el huerto y la conservación del entorno es el protagonista", expresó el director de Barranquilla Verde, Henry Cáceres.

Algunas de las especies de hortalizas seleccionadas para cosechar en los patios del suroccidente son: tomate, pepino, berenjena, pimentón, cilantro, habichuelas, col de tallos y rúgula. Escogidas por su alto contenido nutricional y por ser de los principales demandados en la canasta familiar de esta población piloto.

A cada familia se le está suministrando un kit de huertas caseros compuesto por los siguientes elementos:

  • Semillas de hortalizas certificadas

  • Sustratos especiales de germinación

  • Abono orgánico

  • Herramientas de jardinería

  • Capacitaciones personalizadas

  • Seguimientos constantes para brindarles el mejor desarrollo de sus cultivos

Cabe destacar, que el 80% de la población beneficiada es de origen campesino, con voluntad de realizar procesos de siembra en sus viviendas.


Para poner en marcha la iniciativa, las autoridades ambientales realizaron una encuesta para establecer aspectos socioeconómicos y condiciones de salud, para así orientar sus acciones respecto a la implementación de las huertas. Además, realizaron visitas a los predios objeto de exploración que permitieron el montaje de una zona verde para la comunidad.