Conéctate con las Tejedoras de Mampuján en su primer taller virtual de arte y memoria

Hoy, miércoles 20 de mayo a las 5:30pm, las tejedoras enseñaran el arte con el cual sanaron las heridas de la guerra.

Obra "Añoranza" de Juana Ruíz


Mampuján es un corregimiento del municipio de María la Baja, en Bolívar; su comunidad, el 10 de marzo del 2000 vivió la inclemencia de una guerra que los dejó si su territorio. Fueron víctimas del desplazamiento.


Fragmento del tapiz “Día de Llanto” realizado por las Tejedoras de Mampuján


"En la tarde del 10 de marzo del 2000, un grupo de 60 paramilitares del Bloque Montes de María, comandado por “Cadena”, llegó a Mampuján anunciando que iban a matar a toda la población como había pasado en El Salado un mes atrás, en donde fueron asesinadas 60 personas. Ordenaron a todo el pueblo a ubicarse en la plaza central, sacaron una lista con nombres de supuestos colaboradores de la guerrilla y los llamaron...


Ese día los paramilitares obligaron a siete campesinos a que los llevaran a un lugar conocido como Tamarindo, en la vereda Las Brisas del municipio San Juan de Nepomuceno. Creían que allá iban a encontrar un campamento guerrillero pero cuando llegaron ya estaba vacío. Dejaron a los campesinos libres y en el camino se unieron 90 paramilitares más del Bloque Norte. Cuando llegaron al casco urbano de Las Brisas asesinaron a 11 personas tras acusarlas de colaborar con la guerrilla.


La población desplazada de Mampuján llegó al casco urbano de María La Baja con las únicas pertenencias que alcanzaron a empacar. La Alcaldía del municipio los ubicó en el Colegio San Luis, en la Casa de la Cultura y en un prostíbulo. A pesar de que la comunidad de Mampuján pensó que estaría allí solo unos días, los albergues se convirtieron en su hogar por cerca de 3 años..."


La muestra de como comunidad de Mampuján está reconstruyendo sus lazos de confianza - Ministerio de Cultura.


Fue ahí, en donde Teresa Geiser, una religiosa estadounidense les enseñó a las mujeres el arte del quilting, una técnica para elaborar tejidos con retazos de tela.


Con esta técnica, las mujeres de Mampuján hicieron catarsis. Comenzaron a construir memoria de la guerra en tejidos que reflejan historias de dolor, desplazamiento, muerte, despojo y desengaño.


Hoy, su significado ha cambiado y los tapices manifiestan el deseo de un futuro próspero y esperanzador, convertidos en el mensaje positivo que necesita el mundo en este momento.


Por ello, a través de un taller virtual las tejedoras de Mampuján, bajo su experiencia enseñaran a los colombianos la importancia que tiene el perdón, la reconciliación y la resiliencia por medio del arte.


El taller se realizará hoy, miércoles 20 de mayo, a las 5:30 p.m. en las redes sociales de la Fundación BAT Instagram (fundacion.bat) y Facebook (fundacion.BAT).


Para participar solo necesitan tener tijeras, aguja, hilo, marcador y tela (puede ser de prendas de vestir que ya no utilicen).


La actividad será dirigida  por Juana Alicia Ruiz y Janiris Pulido pertenecientes al Colectivo de las Mujeres Tejedoras de Mampuján,  víctimas del conflicto armado, premio nacional de Paz 2015 y Medalla Carlos Mauro Hoyos en el 2018.