Comunidad estudiantil de Uniautónoma no acepta la detención domiciliaria de Ramsés Vargas

Luego de conocer la decisión del juez, las reacciones de los miembros de la universidad fueron en contra de ella. Esperan que en el próximo juicio se logre aclarar la situación.

Por Eliana Avendaño S.

Luego de que un juez ordenara la detención domiciliaria a Ramsés Vargas Lamadrid, ex rector de la Universidad Autónoma del Caribe y quien está acusado de desfalcar el centro de estudios, la comunidad estudiantil se encuentra en total desacuerdo por esta medida.

Felipe González, representante de los estudiantes de esta universidad, dice que la justicia debe dar explicaciones acerca de la decisión porque “la universidad es víctima de un desfalco y de una venta de sus vienes”.

Así mismo, González alega que el Consejo Directivo, la Sala General, la comunidad estudiantil e incluso el Ministerio de Educación “deben tener mayor participación” en el proceso jurídico que se adelanta en contra de varios ex funcionarios de la institución por la mala administración de los recursos de esta durante el periodo en el que Vargas Lamadrid estuvo al frente de la rectoría.

El joven estudiante también hizo un llamado a que todos los miembros directos e indirectos de la Universidad vigilen la situación “porque la mayor participación es el mayor antídoto ante la enfermedad que carcome nuestras universidades, que es la corrupción”.

Por su parte, en diálogo con Caracol Radio, Rafael Pacheco Vega, abogado que representa y defiende a la Universidad Autónoma del Caribe, dice que la manera cómo se está manejando la apelación se debe respetar, “porque viene de un juez constitucional”.

Sin embargo, Pacheco Vega argumentó que “no es posible que sólo exista una defraudación de 30 millones de pesos”, cuando las pérdidas monetarias por el cobro de matrículas en efectivo y la venta de varios inmuebles de la universidad, pueden ser mayores de 100 mil millones de pesos.

El abogado Pacheco Vega aseguró que en el próximo juicio a Ramsés Vargas, que se llevará a cabo en el mes de agosto, la defensa de la universidad demostrará que no fueron 30 millones de pesos los que se perdieron. “Ante el juez del conocimiento se probará hasta la saciedad que esa no es la suma de dinero planteada por el juez de segunda instancia”, puntualizó.

Mediante un comunicado de prensa, la Universidad Autónoma del Caribe manifestó que en el juicio de agosto, contra todos los procesados, “aportará todas las evidencias que tiene en su poder y que son necesarias para el esclarecimiento de los hechos”.

De igual forma, en el texto deja claro que “aportará todas las evidencias que tiene en su poder y que son necesarias para el esclarecimiento de los hechos”, esto con el fin de obtener un pronunciamiento favorable a sus intereses.