Colombia realiza su primera expedición a una cordillera submarina en el Caribe

Con la primera expedición a una cordillera submarina en el Caribe, que zarpó desde Cartagena de Indias se busca estudiar el territorio marino, para el cumplimiento de la iniciativa 30x30, la cual busca proteger el 30 % de las áreas marinas y terrestres.


Colombia se comprometió a proteger el 30% de sus áreas marinas y terrestres, para lo cual se ha escogido la cordillera del Caribe, este compromiso se da en el marco del Acuerdo de París , un tratado internacional adoptado en el 2015 durante la COP21 de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC)1.


La Expedición Científica Cordillera Beata, es una elevación de base triangular localizada en el extremo nororiental del Caribe, en límites con la frontera marítima con República Dominicana.

En este sentido los estudios en el Caribe iniciarion

Los objetivos de la expedición son compilar y sistematizar información biofísica y socioeconómica para generar nueva información biológica y física del área.

La iniciativa cuenta con un presupuesto de más de $7242 millones de pesos, de los cuales el Minambiente aporta más de $7145.


Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente, afirmó desde Cartagena tras la presentación de la expedición, denominada Crucero Cordillera Beata, que de esta manera se le está dando cumplimiento a lo anunciado en la cumbre de cambio climático COP26 de Glasgow por el presidente Duque, de alcanzar la meta de áreas marinas protegidas en un 30 %.


“ Aunque el país solo produce el 0.6 % de emisiones de gases contaminantes, sí es uno de los más expuestos al cambio climático. Por ello, también va rumbo hacia dos propósitos fundamentales: reducir en 51 % las emisiones de Gases de Efecto Invernadero al año 2030 y alcanzar la carbono neutralidad al 2050, lo que podremos lograr gracias, entre otras cosas, a la Ley de Acción Climática con que ya contamos los colombianos”, explicó el ministro Correa.

Algunos de los objetivos


Esta expedición recopilará información que sustentará la declaratoria de esta nueva área marina protegida, observará e identificará la fauna en profundidad, recolectará datos sobre el componente oceanográfico del área, como base para la descripción de los ambientes marinos;


igualmente, evaluará la calidad del agua, obtendrá muestras biológicas para el desarrollo del análisis cuantitativo de biomasa y de composición en una fase posterior; hará un inventario de ocurrencia de mamíferos marinos, aves y tortugas, e investigará acerca de la distribución espacial de densidad acústica de peces.


La cordillera Beata es un monte submarino de 450 kilómetros de largo y 300 de ancho, ubicado a 400 millas náuticas del puerto de Cartagena (dos, tres días de viaje), con profundidades que oscilan entre los 1500 metros hasta los 4400 metros. Su topografía presenta un relieve variable, con escarpes relativamente empinados y pendientes moderadas, entre otras características.



Sin precedentes


La expedición estará integrada por 68 personas, de las cuales 47 son investigadores altamente calificados que trabajarán con tecnología de punta (vehículos de operación remota, ADN ambiental, entre otras). Esto es posible gracias a un convenio entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar), convenio que implica esfuerzos administrativos, técnicos y financieros.

La expedición científica, sin precedentes en el Sistema Nacional Ambiental (SINA), cuenta con un presupuesto de más de 7242 millones de pesos, de los cuales el Minambiente aporta más de 7145. Será liderada por el Invemar, con la participación de Parques Nacionales Naturales, el Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas (Dimar), la Universidad de Antioquia, la Red de Centros de Investigación Marina de Colombia y las empresas de ingeniería y servicios portuarios Serport y Sea Trepid.