Cine a la calle, con el apoyo de la UNESCO, logró 6 cortometrajes en 2016

El hecho se dio hace tres años, con el que se logró la realización de seis piezas audiovisuales en barrios de Barranquilla hechas por jóvenes.


La fundación Cine a la Calle, que promueve muestras de cine y talleres de realización audiovisual en comunidades vulnerables, fue seleccionada en el 2016 para recibir el financiamiento del Fondo para la Promoción de la Cultura (FIPC) de la Unesco.


La entidad fue escogida junto a ocho iniciativas más de África, Estados Árabes, Asia, América Latina y Europa. Alrededor de 850 propuestas compitieron por este inventivo, que se le otorga a proyectos que logren generar un impacto social importante.


La organizadora y gestora del Festival Internacional de Cortometrajes Cine a la Calle hizo seis trabajos, entre esos 'Alegría Rebolera', trabajo realizado por jóvenes del mismo barrio que se dedicaron a contar lo que para ellos es cotidiano.


De acuerdo con Harold Ospina, director de Cine a la Calle, estos trabajos se basan "para el desarrollo social, además que permiten que la propia comunidad que cuente detalles sus problemas e historias".


"Nuestro proyecto se ha favorecido con cine comunitario en las comunitarios, talleres y exhibición de cine en las calles. Los jóvenes elegidos fueron jóvenes y quisieran contar historias que contribuyeran a la resolución de conflictos y la construcción de paz en las comunidades", apuntó.