Chistian Daes tuvo un emotivo encuentro con 350 graduados de la Fundación Tecnoglass

Los jóvenes graduados tienen la oportunidad de trabajar en la compañía, una vez culminen sus estudios profesionales


Christian Daes y joven egresado. Foto: cortesía

Casi tres centenares de estudiantes egresados de la Fundación Tecnoglass se reunieron con el CEO de la compañía, Christian Daes.

Como “muy emotivo” calificaron el encuentro, Daes hablaba “como un padre” a los casi tres centenares de hijos de los colaboradores de la empresa, todos con “notas de genios”, pues ninguno baja de 4.2 en promedio en carreras varias que son pagadas casi en su totalidad por esta empresa exportadora de productos arquitectónicos.

Este programa de becas de la Fundación es quizás el más grande que existe en el país, teniendo en cuenta el número de personas que se benefician, es decir, casi todos miembros de las familias de los trabajadores de la empresa exportadora de vidrios y ventanas.

En la reunión, la voz de Daes se entrecortó en varias ocasiones, esto mientras contaba anécdotas y frases celebres con mensajes inspiradores en un conversatorio en el que interactuó con el líder de Blackship Alberto Quiroga, emprendedor digital que estaba tan sorprendido como los graduados por la emotividad del evento en el salón Lluvia de Oro del hotel Dann Carlton de Barranquilla.

Esta compañía ha logrado crear un eficiente programa de becas que llama la atención de la comunidad académica. Los jóvenes que se benefician de esto pueden estudiar en la universidad y programa que escojan, la única condición es demostrar cada semestre que su promedio les permitirá continuar disfrutando de este beneficio, pues deben mantener una calificación de al menos 4.0 en todas sus materias cursadas.

Muchos de estos jóvenes egresados de distintas carreras pueden trabajar en Tecnoglass una vez se gradúen, pues la compañía mantiene sus puertas abiertas para esta comunidad estudiantil. Allí, en Tecnoglass, podrán crecer profesionalmente y a su vez solidificarse.

“Sigan sus instintos, crean en ustedes, sean perseverantes y disciplinados”, manifestó Christian Daes en medio de una salva de aplausos de los emocionados beneficiarios de las becas a quienes esta oportunidad les cambió la vida.