Cerca de 2 mil viviendas se entregarían a los damnificados en el Atlántico

Entre seis y nueve meses serían entregadas las viviendas a las familias afectadas por la ola invernal, según el presidente de Camacol Atlántico, Jorge Segebre.

Foto: Gobernación del Atlántico

Después de la iniciativa anunciada por el alcalde Jaime Pumarejo de urbanizar lotes para darle una pronta salida a la emergencia que enfrentan hoy centenares de familias que han perdido sus viviendas y se encuentran en estado de vulnerabilidad ante la ola invernal en el Atlántico, este lunes, el presidente de Camacol Atlántico, Jorge Segebre, anunció que llegó a un acuerdo con el Distrito, la Gobernación y el Gobierno Nacional para adelantar las obras en la construcción de nuevas viviendas.


“Camacol desde su Fundación Construtecho quiere colaborar para que esta sea una labor rápida, para que la gente pueda rápidamente tener su casa, su techo digno. No es fácil salir de la casa, no es fácil perder el esfuerzo de toda la vida, no hay nada más sagrado que la vivienda, y hemos llegado con el Ministerio de Vivienda, con la Gobernación y la Alcaldía a tratar de ayudar y a coordinar para que esto sea lo más rápido posible”, expresó el directivo del gremio.

Segebre, quien recientemente fue escogido como el empresario del año en el Premio al Mérito Empresarial, destacó que esperan construir aproximadamente dos mil viviendas para las familias que resultaron afectadas en medio de la ola invernal.

“Nosotros aspiramos a que mínimo se hagan entre 1500 y 2000 casas nuevas en el Atlántico, reubicadas en zonas que no sean de riesgo esa es la aspiración que tenemos. La idea es que se comiencen los trabajos a la vez qué se busquen a los diferentes actores para que esto funcione en un solo momento todo junto”, precisó el directivo.

Por último, el empresario agregó que las viviendas deben ser entregadas en el menor tiempo posible. Además, sostuvo que para la construcción de las mismas se tendrá en cuenta el trabajo de las mismas familias damnificadas.


“Nosotros aspiramos que entre 6 y 9 meses se hagan las casas, los recursos están disponibles, así nos dijo la ministra de Vivienda, y la idea es que las casas salgan a costo sin ninguna utilidad, qué se hagan a través de la fundación, más donaciones del sector privado, más los estudios que estamos trabajando ya desde Camacol”.