Celebremos diciembre sin los riesgos de la pólvora y el alcohol adulterado

Recomendaciones para un fin de año tranquilo y seguro.

Foto: Prensa - Alcaldía de Barranquilla.


Por: Aldira Chamorro Ojeda

¡Llegó diciembre!, época de alegrías, regalos y reencuentros familiares, pero también es la época de grandes riegos por los graves efectos que causan en la salud la ingesta de licor adulterado y el uso de la pólvora. Por ello, como adultos tenemos la gran responsabilidad de tomar las precauciones necesarias para que los festejos navideños y de fin de año no conviertan la alegría en tristeza.


Expertos como el reconocido toxicólogo Agustín Guerrero, nos habló sobre el tema y entregó recomendaciones muy importantes a tener en cuenta para, entre todos, lograr unas celebraciones tranquilas y felices.

Médico Toxicólogo, Agustín Guerrero. Foto: cortesía.


Alcohol adulterado


De acuerdo a las explicaciones entregadas por el Dr. Agustín Guerrero, existen diferentes formas de adulterar el licor y la más grave de ellas es cuando utilizan el metanol o alcohol de madera.


“Esto puede dejar ciegas a las personas, por ello, debemos ser muy cuidadosos al momento de ingerir licor”, dijo el galeno.

Manifestó, además, que la intoxicación por metanol se manifiesta con mareos, dolor de cabeza, molestias en la visión, delirio y confusión mental. Después se pueden presentar convulsiones y sobrevenir un coma.


Por ello, Guerrero indicó que cuando las personas sientan que se están embriagando muy rápidamente o tienen problemas de la visión, deben suspender, de manera inmediata, la ingesta de licor y consultar al médico.


“De igual forma, cuando las personas sientan un guayabo diferente al común, dolor de cabeza, mucha sudoración y compromiso de la visión, deben consultar al médico sin perder tiempo”, sostuvo el toxicólogo.

Foto: Prensa - Gobernación


Es de anotar, que el alcohol metílico se utiliza normalmente como disolvente orgánico de esencias y resinas naturales, en la síntesis de colorantes y de productos metilados, así como en la fabricación de plásticos, pegantes y barnices.


Para un consumo seguro y evitar intoxicaciones, el secretario de Salud del Atlántico, Armando De la Hoz, recomendó adquirir las bebidas alcohólicas en establecimientos de confianza y, al momento de comprar, verificar la consistencia, el color, la transparencia del líquido y que la botella esté debidamente estampillada.


Foto: cortesía.


No a la pólvora


Todo producto que contenga pólvora representa un riesgo del que se deben cuidar los adultos y, especialmente los niños. ¡No hay pólvora inofensiva!


Esta es una tradición que representa un alto peligro para la integridad física de cualquier ser humano. Por ello, los adultos son responsables de su cuidado y, de manera prioritaria, de alejar a los menores del riesgo de quemaduras o intoxicaciones por pólvora.


“La pólvora puede afectar la vida de las personas de muchas formas: produce quemaduras devastadoras que pueden derivar en desfiguración o amputación de miembros, el humo es causante de problemas respiratorios y si los niños la ingieren, les provoca graves intoxicaciones”, afirmó Agustín Guerrero.


Agregó que los denominados “traqui traque” son demasiados venenosos y generan grandes riesgos con los niños, incluso de meses, que fácilmente se lo llevan a la boca.


Explicó que esto produce un daño acelerado en el organismo de los niños, que en oportunidades no da tiempo a la recuperación de los menores y les ocasiona la muerte.


Dada la creencia de que en casos de posible intoxicación, en los hogares suelen dar a tomar leche a la persona afectada, el especialista aclaró que la leche acelera la absorción del veneno y produce más daño a nivel del hígado, por lo que esta práctica no es recomendable.


“Cuando se presenta una situación de estas, lo más recomendable es llevar al menor, inmediatamente, al hospital o centro médico más cercano”, puntualizó el toxicólogo Agustín Guerrero.