Casos de dengue en el país incrementaron más del 93% frente al 2019

Fotografía: Ministerio de Salud


Se prenden las alarmas en el país tras registrarse, 23 muertes probables por dengue y 12.217 casos, el 10 % de ellos en la ciudad de Cali, durante las primeras cuatro semanas del año; según el informe del Instituto Nacional de Salud (INS) el país está en alertar de una "epidemia”.


El informe expresa que…“durante 2020 se han notificado 23 muertes probables por dengue, procedentes de Cali, con 4 casos; Atlántico, Córdoba, Cundinamarca, Huila y Tolima, con 2 casos cada uno; Caldas, Caquetá, Cauca, Guainía, La Guajira, Huila, Norte de Santander, Santander, Sucre y Valle del Cauca, con un caso cada uno”

Entre los casos reportados, las autoridades han catalogado 3.593 probables, 5.472 (44,8 %) sin signos de alarma, 6.599 (54 %) con signos de alarma y 146 (1,3 %) de dengue grave.

Añadió que el 12,3 % de casos dengue (1.489) y el 15,8 % de casos de dengue grave (23) se presentó en menores de 5 años.

Tras las estadísticas, la Procuraduría General de la Nación solicitó al Ministerio de Salud un informe de casos notificados, las causas del incremento y las acciones de contingencia que se han tomado.

“Para el Ministerio Público es indispensable conocer las estrategias que se están implementando para la protección, promoción y prevención de la salud pública, teniendo en cuenta las elevadas cifras de presencia del virus del dengue a nivel nacional”, señaló el informe expedido por INS.

El dengue, transmitido por el mosquito Aedes aegypti, puede generar cefaleas, diarrea, vómitos, fiebres y muerte, según el grado en el que se encuentre el virus, siendo así una constante preocupación para los sistemas de salud.


Por lo que reiteradamente se recomienda:


  1. Evitar arrojar recipientes o basura en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos, en los que pueda acumularse agua.

  2. Mantener los patios y jardines sin maleza.

  3. Eliminar el agua de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos y letrinas abandonadas.

  4. Ordenar los recipientes útiles que puedan acumular agua, poniéndolos boca abajo o colocándoles una tapa.

  5. Realizar constantemente manteniendo a los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.