Carlos Hernández, el hincha trotamundos de México

El 'azteca' se llevó una increíble sorpresa con sus sombreritos de palma en el encuentro donde los suyos sobrepasaron a Venezuela.

Foto: Alejandro Matías. El mexicano, Carlos Hernández, de 54 años.


En la victoria de México sobre Venezuela, hubo un hincha que suspiró cada carrera, cada bateo, cada ponche, incluso estuvo con la camisa verde los 'aztecas' en el juego y una mascara de luchador. Ese es el mexicano Carlos Hernández, de 54 años, mejor conocido como 'el perro', el hincha 'trotamundos'.


Con sus mascaras, este mexicano ha recorrido todos los lugares a donde va la selección de béisbol de su país. Sus aventuras beisbolísticas comenzaron en el Mundial de Japón y Taiwan 2012, en el que México terminó en el cuarto lugar, y lo guarda con una marca peculiar en carátula de color blanco, verde y rasgos rojos.


"Si te fijas en la parte de atrás hay una 'MB17', ese fue el manager, una persona de 82 años, llamado Mike Brito, scout de los Dodgers de Los Ángeles. En esos entonces yo fui con una mascara del Rey Misterio que ahora la tengo como una edición especial. De ahí me he dedicado a apoyar al equipo de México", explicó.

Foto: Alejandro Matías. Hernández siempre estuvo cerca de la banca del equipo mexicano para darle todo su apoyo.


Recordó que no pudo estar con los suyos el año pasado en la caída ante Venezuela por los clasificatorias en Panamá el año pasado. "Hizo falta mi presencia en aquél momento en que jugaron".


Sin embargo, tiene fe. La última victoria sobre los venezolanos en el presente Mundial "lo hace soñar" para conseguir el campeonato.


La sopresa de los sombreritos de palma


Uno de los hechos que sorprendió a Carlos Hernández es que los jugadores mexicanos usan sus sombreritos de palma durante los juegos mundialistas.


Hernández aseguró entregarlos a alguien en el hotel de concentración de los suyos y "nunca supo más de ellos". Hasta que una mujer le comentó que "ellos si lo están llevando".

Foto: Alejandro Matías. Higuera luciendo uno de los sombreros de palma de Hernández en el juego ante Venezuela.


"Esos sombreritos los traje yo pero nunca pensé que lo fueran a adquirir allí en el hotel. La muchacha a quien se los dejé me dijo que los muchachos lo estaban llevando. Y yo, ¿Los dominicanos?. Ella me respondió que no, los mexicanos, que se colocan los sombreritos con las gorras. Hasta ahora es que puedo ver que lo tienen puesto", dijo 'el perro' con una sonrisa de oreja a oreja.


Para Hernández el sombrero de palma, que es una de las artesanías tradicionales de los mexicanos, le "dará buena suerte al equipo para lo que falta", porque él no estará para los demás juegos.

Foto: Alejandro Matías. Carlos Hernández con la otra mascara que trajo para el juego ante Venezuela.


"Ahí está el sombrerito. Es algo de nuestra mexicanidad, les dará lo mejor. Hoy es mi debut y despedida, porque mañana debo volar de Cartagena a Panamá. Toda la semana estuve en Montería en el otro grupo pero cuando me enteré que México pasaba, me dije a mi mismo que debía despedirlo y apoyarlo. Yo tengo la confianza que llegaremos a la final".


Halagos para el 'diamante' de Barranquilla


El mexicano, que ha pasado por los mejores estadios del mundo, señaló que el Édgar Rentería es "algo impresionante".


"Se parece mucho a los Charros de Jalisco, allí en Guadalajara, es un estadio nuevo, bueno, bonito. Créame que esto muy contento aquí en Barranquilla".