¿Cómo será la celebración de los 25 años de 'Caribe Cuenta'?

La sala alternativa Luneta 50, el recién restaurado auditorio de La Perla y el Teatro José Consuegra Higgins serán los escenarios para las funciones de gala de esta festividad cultural.




Con una velada de entrada libre, este lunes 29 de agosto, a partir de las 7:30 pm, se realizará la apertura del Festival Internacional de Cuenteros: El Caribe cuenta, que este año celebra su vigésima quinta edición.


En el cálido escenario de la Sala Luneta 50, en pleno corazón de la localidad Norte Centro histórico de Barranquilla (Cra. 63 #58-44), se llevará a cabo la velada de apertura titulada “Así comenzó todo” y esta será protagonizada, precisamente, por dos de los narradores que inauguraron este proyecto cultural en junio de 1998 y que ahora, 25 años después, siguen cultivando el arte de contar historias de viva voz como uno de los más apreciados oficios.


Son ellos LEONARDO ALDANA, de Montelíbano (Córdoba) y FERNANDO CÁRDENAS, de Barranquilla; ambos evocarán aquella primera noche de El Caribe cuenta, cuando este proyecto se inició con un alcance puramente regional, y luego, a partir de su tercera edición, en el año 2000, empezó a consolidarse como un certamen internacional de alto vuelo. Los relatos de Aldana y Cárdenas, caracterizados por mostrar de manera diáfana la idiosincrasia caribe, el humor, la picardía y el ingenio de las gentes de la región, será la mejor manera de iniciar la celebración de las bodas de plata del Festival Internacional de Cuenteros: El Caribe cuenta.


El resto de la semana, la agenda de la Sala Luneta 50 tendrá el siguiente desarrollo:


¿Quién dijo miedo?

El martes 30 de agosto, El Caribe cuenta realizará en la sala Luneta 50 dos presentaciones: a las 7:00 pm y a las 8:00 pm. En la primera función la mexicana Laura Casillas, abogada, actriz y directora del Festival Internacional de Oralidad: “Palabras al viento”, tendrá a su cargo una velada no apta para personas nerviosas o con problemas cardiacos.


Con el título “¿Quién dijo miedo?”, Casillas entregará una selección de cuentos mexicanos espeluznantes, en los que la muerte y la angustia campearán. La artista advierte que “no responde por desmayos, descompensaciones y alteraciones del sueño, el exceso de miedo es perjudicial para la salud”. Así con ese guiño, espera entregar al público relatos que hacen parte de la tradición oral de México, y otros cuentos derivados de vivencias contemporáneas.


La segunda actividad de la noche, a las 8:00 pm, la protagonizará el dramaturgo español y narrador oral escénico Cándido Pazó, quien presentará el espectáculo “Mocos”, un hilarante divertimento oral en tiempo de postpandemia, en el que entran en diálogo los recuerdos y las peripecias infantiles.


El príncipe y las naranjas

El miércoles 31 de agosto, la sala Luneta 50 se colmará con historias de amor. A las 7:00 pm estará en escena Romer Peña, narrador oral venezolano y uno de los magos de las palabras más queridos por niños, jóvenes y adultos asiduos a El Caribe cuenta. Peña nos trae una bella historia de amor agridulce que no te querrás perder, porque, aunque no lo confesemos abiertamente, todos tenemos una historia de amor que contar, feliz, triste, utópica o real.


Y a las 8:00 pm, el filósofo, poeta y promotor cultural, nacido en Cuba y radicado en España hace muchos años, Aldo Méndez, presentará un compendio de historias habitadas por un extraordinario sumun poético, en las que el amor y sus influjo maravilloso despertará las emociones del público. Aldo, al igual que Silvio Rodríguez, ha preferido hablar de lo imposible, porque de lo posible se sabe demasiado, pues como buen mago del verbo, sabe que las palabras construyen verdades.



Las palabras andantes

El jueves, 1 de septiembre, a las 7:00 pm, los fundadores de El Caribe cuenta harán un ejercicio de remembranza con los asistentes a la sala Luneta 50, pues les invitarán a disfrutar de “Las palabras andantes”, el espectáculo que inauguró la fiesta de las palabras hace 25 años.


Este trabajo, protagonizado por el narrador oral, pedagogo y politólogo bogotano Iván Torres, y el sociólogo, cantautor y músico Juan Carlos Strada, presenta una interesante mezcla de música y literatura. En un conmovedor paseo por las entrañas de Latinoamérica, a través de la poderosa poética de lo social implícita en los textos de uno de los autores más queridos de habla hispana, Eduardo Galeano, estos magos de las palabras volverán de demostrar porqué razón hay historias que se quedan para siempre a vivir en las almas de quienes las escuchan.


Narrando contra la corriente

Las funciones de gala en la sala Luneta 50 culminarán el viernes 2 de septiembre con dos extraordinarias.


A las 7:00 pm, Sergio Martínez, narrador oral, actor y director escénico de Mendoza (Argentina), presentará “Narrando contra la corriente”, un espectáculo que nos propone celebrar la palabra y reconstruir, a contracorriente, la memoria colectiva. Con sus cuentos, recrea la vida sencilla en el barrio y la casa, para hacernos reír y también recordar la fragilidad de los seres humanos, porque si hay una forma interesante de habitar el mundo, esa es la poesía y el argentino Sergio Martínez, es sin duda un nauta de la poiesis, que es una manera significativa de ser algo en este mundo.


A las 8:00 pm, para cerrar el viernes, la sala Luneta 50 se iluminará con la voz y la presencia de Carolina Rueda, narradora oral y gestora cultural de Bogotá, quien presentará su más reciente producción: “Crímenes”, espectáculo con el que invita al público a explorar ese camino del espíritu donde habita lo criminal; desde la inquisición, los albores de la muralla China, la Inglaterra del XIX y la selva sempiterna. En fin, un espectáculo inolvidable, basado en relatos de grandes autores de literatura como Ray Bradbury, G. K. Chesterton, Robert Louis Stevenson y August Villiers de L’Isle Adams, entre otros.


Los magos de las palabras tienen la facultad de invocar las emociones; una buena sesión de cuentos debe por regla de tres soltarte a gran velocidad en una montaña rusa, hacerte saltar de la risa al horror, de la carcajada al llanto, del miedo al sosiego. La programación de El Caribe cuenta – 25 años es una prueba de ello. No te la pierdas.