¿Cómo se encuentran los niveles del Embalse del Guájaro?

Los niveles se encuentran a tan solo 18 centímetros de la cota de desbordamiento.

Foto: cortesía C.R.A


Las comunidades de Repelón, Manatí y Sabanalarga pidieron atención de las autoridades por los altos niveles del Embalse del Guájaro. Son más de 41.000 habitantes de cuatro corregimientos del Atlántico los que se verían afectados por un posible desbordamiento del Embalse, teniendo en cuenta que los niveles se encuentran a tan solo 18 centímetros de la cota de desbordamiento.


Por este motivo las familias le piden al Gobierno Nacional que implemente acciones contundentes para prevenir una eventual emergencia en el sur del departamento.

Recordemos que esta zona del Atlántico también hay preocupación por los niveles el Canal del Dique, lo que ha provocado que se active el Puesto de Mando Unificado para la vigilancia especial de las autoridades.


La comunidad pidió que se intervenga y se atienda la situación, que según ha denunciado Humberto Currea, líder del sector, representa un riesgo para los municipios vecinos.


“El Embalse está en su máximo pico, tiene a las poblaciones de Agua de Pablo, La Peña, Santa Lucía, Campo de la Cruz y Manatí en altos riesgos de amenaza. Realmente se necesita una política preventiva de parte de departamento y de la Nación porque la situación es crítica en estos pueblos”, expresó Currea.


¿Cómo avanza la recuperación del Embalse El Guájaro?


Un avance del 87,21% presentan las actividades contratadas por la Corporación Autónoma Regional del Atlántico C.R.A. para el dragado de mantenimiento y disposición de sedimentos en los arroyos Bartolo y Zapata, afluentes del Embalse El Guájaro. Esta intervención, genera impactos ambientales y socioeconómicos positivos, pues busca garantizar la sostenibilidad y recuperación del flujo de agua en las zonas que presentan pocas profundidades y grandes concentraciones de sedimentos en este cuerpo de agua, cuya superficie es de 16 mil hectáreas y su capacidad de almacenamiento es de 400 millones de metros cúbicos de agua, lo que lo convierte en la segunda fuente de agua más importante del departamento del Atlántico, pues cumple un papel fundamental en la economía agrícola y pesquera de la zona, ya que al proveer a los distritos de riego de los municipios de Repelón y Manatí, es la primera fuente de ingreso de la mayoría de familias que residen en estos los municipios y en los corregimientos de Aguada de Pablo y La Peña en Sabanalarga. Con estas acciones, la Corporación atiende las problemáticas de sedimentación que se presentaban en varios puntos críticos del embalse, por el arrastre de gran cantidad de material que causan varios arroyos al ingresar durante las épocas de lluvias, especialmente aquellos que provienen del municipio de Repelón. Para llevar a cabo este proyecto, la Corporación adelantó un proceso público el cual término con la suscripción del Contrato No 371 de 2020, cuyo objeto es ejecutar el dragado de mantenimiento y disposición de sedimentos del Embalse El Guájaro para la sostenibilidad y recuperación de la hidrodinámica del ecosistema estratégico en jurisdicción del municipio de Repelón, en el departamento del Atlántico. Pese a la presencia de fuertes lluvias por el fenómeno de La Niña, las cuales han causado una pequeña disminución en las obras de dragado, a la fecha se presenta un avance de ejecución física del 87,21%, y se prevé terminar las mismas al 100% para finales del mes de septiembre de la presente anualidad.