¿Cómo se celebró en el Atlántico el Día de la Diversidad Étnica y Cultural?

Argentinos, alemanes, chilenos y hasta polacos, disfrutaron de un día de diversidad y cultura en el municipio de Puerto Colombia, en donde se llevaron a cabo distintas dinámicas para integrar así a toda la comunidad, tanto local como migrante, en un mismo escenario.

Inauguración de la estatua alemana. Foto: Angélica Noguera.

Con ricas comidas y bebidas alemanas, arena, sol y mar, se llevó a cabo este martes en el municipio de Puerto Colombia un reconocimiento al aporte de las familias alemanas que llegaron al departamento del Atlántico a través del muelle a mediados del siglo XIX.

Para celebrar este acontecimiento y a propósito del Del Día de la Diversidad Étnica y Cultural, en el lugar se inauguró una estatua en honor a esos migrantes alemanes que se radicaron en Colombia y que aún hoy día siguen aquí. Al evento se le denominó 'Oktoberfest', haciendo referencia al festival que se celebra entre los meses de septiembre y octubre en la capital bávara de Múnich desde 1810.

Extranjeros disfrutando del Oktoberfest de Puerto Colombia. Foto: Angélica Noguera.

“Es muy chévere que se realicen en el departamento este tipo de eventos en los que se integra a la ciudadanía y se ve mucha cultura y diversidad”, manifestó Reinhard Nau, ciudadano colombo alemán.

El evento, que fue organizado por la Gobernación del Atlántico de la mano de la Secretaría de Cultura, contó con la presencia de la gobernadora Elsa Noguera, así como del alcalde de Puerto Colombia, Willman Vargas y la secretaria de Cultura, Diana Acosta.

En el sitio se podían probar distintos tipos de cerveza tal y como en el Oktoberfest que se realiza cada año en el país europeo. Los comensales disfrutaron de un momento ameno lleno de cultura y diversidad étnica. Así como de música alemana interpretada por el coro del Colegio Alemán de Barranquilla.

De igual forma, hubo espacio para que los más pequeños de la familia también disfrutaran, pues se creó un ambiente sano en el que todos los miembros de la familia podían disfrutar, pues, a pesar de que en el lugar hubo expendio de bebidas alcohólicas, no hubo ningún imprevisto y todo el evento transcurrió de la mejor manera.

“Me gusta que se abran estos escenarios, pues es algo diferente que a la gente le gusta y podemos venir aquí ver el cielo, el mar, comer cosas ricas y pasar un rato diferente, ya que a veces uno sale de casa y quiere hacer otras actividades pero no hay mucho que hacer ni tampoco muchas opciones, así que esto es ideal para cuando uno quiere pasarla rico sin gastar tanto dinero”, expresó por su parte la ciudadana Rosa Romero.

Los ciudadanos pasaron un rato agradable. Foto: Angélica Noguera.

Por último, luego de la inauguración de la nueva estatua alemana en el muelle, se realizaron algunas dinámicas y bailes con los presentes y de esta forma se le dio fin a la velada, con una hermosa puesta del sol que se dibujó en el cielo porteño.

“Esperemos que sigan haciendo cosas así que son sanas y que además le dan al municipio otra cara, se muestra que no únicamente somos fiestas alocadas sino también diversidad y cosas buenas, de esta forma lograremos mostrarle al resto del departamento y del país en general que Puerto Colombia es un municipio en auge y que sigue creciendo”, puntualizó la mujer.

Vestimenta autóctona del país europeo. Foto: Angélica Noguera.