¿Cómo es tener cáncer de mama y cuáles son los tratamientos?

Es importante conocer cómo es esta enfermedad, sus síntomas y de qué forma puede prevenirse. Un cáncer de mama detectado a tiempo tiene hasta un 95% de posibilidades de ser curado.

Es necesario realizarse chequeos rutinarios y el autoexamen. Foto: cortesía.

Diariamente alrededor del mundo miles de personas son diagnosticadas con distintas enfermedades, pero la más común suele ser el cáncer. Específicamente el de mama es el tipo de cáncer que más se presenta y es también la causa #1 de fallecimientos de mujeres en Colombia y Latinoamérica.

Por lo anterior, es importante conocer cómo es tener esta enfermedad, sus síntomas y de qué forma puede prevenirse, pues es importante saber de antemano que un cáncer de mama detectado a tiempo tiene hasta un 95% de posibilidades de ser curado.

¿Cómo se diagnostica?

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades explicó que para detectar esta enfermedad suelen utilizarle distintas formas de diagnostico e incluso pruebas adicionales. Algunas de estas pruebas son: ultrasonido mamario, mamografía de diagnóstico, imagen por resonancia magnética de las mamas y biopsias. Esas son las principales; sin embargo, existen variaciones en todas estas pruebas, por ejemplo, en las biopsias, pues es posible hacerlas con aguja fina, con aguja gruesa o biopsia abierta.

Es importante saber que los signos de cáncer de mama pueden ser diferentes para cada persona, pues cada organismo es distinto. Incluso hay personas que padecen esta enfermedad y no cuentan con ningún tipo de signo o síntoma, por ello es necesario conocer que algunas de las señales de advertencia son: Un bulto nuevo en la mama o la axila (debajo del brazo), aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama, irritación o hundimientos en la piel de la mama, enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama, hundimiento del pezón o dolor en esa zona, secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre, cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama o dolor en cualquier parte de la mama.

Cuando ya una persona es diagnosticada, deberá comenzar de inmediato el tratamiento más adecuado, dependiendo del grado de diseminación de su enfermedad. Algunos de los tratamientos son:

Cirugía: mediante una operación el personal médico cortará los tejidos con cáncer. En ocasiones es necesario realizar tratamientos complementarios, bien sea por pastillas o intravenoso.

Quimioterapia: Se usan medicamentos especiales para disminuir o acabar con las células cancerosas. Estos medicamentos en ocasiones son pastillas que se toman o líquidos que se inyectan en las venas, o a veces ambos.

Terapia hormonal: Esta terapia funciona impidiendo que las células cancerosas obtengan las hormonas necesarias para crecer.

Terapia biológica: Trabaja con el sistema inmunitario del cuerpo humano con el fin de ayudarlo a combatir las células cancerosas y/o a controlar los efectos secundarios que causan otros tratamientos contra el cáncer. Los efectos secundarios son la manera en que su cuerpo reacciona a los medicamentos o a otros tratamientos.

Radioterapia: Se usan rayos de alta energía (similares a los rayos X) y de esta forma se matan las células cancerosas.

Los médicos de distintas especialidades generalmente trabajan de la mano para tratar este tipo de cáncer. Los cirujanos por su parte son quienes hacen las cirugías, los oncólogos son quienes tratan la enfermedad con medicamentos y los oncólogos radiólogos son quienes tratan el cáncer de mama con radiación.

Es preciso recalcar que también existe la posibilidad de tratar el cáncer con estudios clínicos, estos estudios son como tal, investigaciones médicas que, aunque aún no han sido aceptados como tratamiento, se crean en pro de descubrir nuevas opciones para lidiar con la enfermedad.

También hay personas que se tratan con medicina complementaria y alternativa, esto son medicamentos y distintas prácticas médicas que, aunque no son tratamientos oficiales contra la enfermedad, también pueden tratarla.

Para saber cual es el tratamiento adecuado para cada persona, el paciente deberá hablar con su médico especialista en cáncer y él le explicará las distintas opciones de tratamiento que haya disponibles para cada caso. De igual forma, el profesional de la salud también le explicará los riesgos y efectos secundarios que conlleva cada uno de los tratamientos.

Obtener una segunda opinión en ocasiones puede ayudar a escoger el mejor tratamiento para una persona.