¿Cómo atendieron las autoridades sanitarias de Malambo la presencia de más de 3.000 caracoles?

Los animales se encontraban en el barrio San Fernando del mencionado municipio.

Foto: cortesía


Teniendo en cuenta la propagación de caracoles africanos que se registró en el barrio San Fernando del municipio de Malambo, Atlántico, las autoridades sanitarias tomaron medidas inmediatas a través de la Secretaría de Salud, dónde se confirmó la eliminación de más de 3 mil de estos animales en este sector del municipio.


"Después de haber recibido el llamado por la comunidad a través de la Secretaría de Salud con la presencia de caracoles africanos en la zona de San Fernando, hemos hecho acciones inmediatas para hacer control de estos caracoles ya que son altamente tóxicos y pueden producir afecciones de salud grave a las personas de la comunidad", señaló la secretaria de Salud del municipio, Marla Almenarez.


A su vez la funcionaria indicó que estos animales fueron enterrados para evitar que se encuentren en la superficie teniendo en cuenta que pueden provocar afecciones graves a las personas.


"En total hemos recogido más de 3.000 caracoles africanos, los cuáles han sido enterrados con cal y sal. Hemos un hecho un compromiso con la comunidad de realizar tres visitas periódicas para hacerle un control y seguimiento al terreno donde se presentaron los caracoles africanos", sostuvo la funcionaria.


Mientras tanto, el alcalde Rumenigge Monsalve destacó la importancia de que la comunidad reporte este tipo de casos directamente a la Secretaría de Salud, para que se tomen las respectivas medidas contra esta plaga, que es muy perjudicial para la salud, el medio ambiente y los cultivos.


La funcionaria explicó que, dentro de las tareas de control y eliminación de estos moluscos, los técnicos procedieron a recolectarlos en sacos y enterrarlos con cal y sal, con el fin de disminuir su reproducción y el posible contacto con los moradores del barrio.


Finalmente, la Secretaría de Salud hizo un llamado a la comunidad a hacer una buena disposición de los residuos sólidos, teniendo en cuenta que los caracoles africanos se alimentan de las basuras y se reproducen de manera rápida.


Por su parte, el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio San Fernando, Abel Solar, expresó su agradecimiento con la Administración Municipal del alcalde Rumenigge Monsalve por tomar medidas inmediatas para controlar esta situación e hizo un llamado de atención a la comunidad del sector a no arrojar basuras en espacios abiertos para evitar la multiplicación de los caracoles.


“Tenemos que unirnos entre todos para acabar o minimizar esta plaga que nos está afectando. Por favor saquemos la basura, el día y en el momento exacto que pasa el carro de la basura para que no queden desperdicios en las calles”, dijo Solar.