César Daza, hincha de Santa Fe que con señas ayudó a cumplir el sueño de dos 'junioristas'

El interprete, con la campaña 'Fútbol en la piel', permitió que estos aficionados disfrutaran de la clasificación del 'rojiblanco' a su primera final internacional.

Fotos:@dazabernal


Hace poco el interprete del lenguaje de señas, César Daza, hincha de Santa Fe, salió aplaudido por toda la tribuna de occidental en el estadio Metropolitano Roberto Roberto Melendez por hacer sentir a dos aficionados del 'rojiblanco', con problemas auditivos y de visión, el sentimiento de que su equipo accediera por primera vez a la final de un torneo internacional.


Esta "técnica o herramienta", conocida como 'Fútbol en la piel', se da con una tabla en el que una mano es el equipo local y la otra el visitante donde el interprete tiene que hacer toda clase de señas para "decirle lo que sucede en el encuentro.


"Antes del partido les explico lo que es un fuera de lugar, un agarrón de camiseta y los goles, todo lo que suceda en el encuentro para que entiendan".


El bogotano dijo que el encuentro entre Junior y Santa Fe "fue tremendo" para los dos aficionados,"uno de ellos pues se dedica a dictar clases de tejido, el otro se llama Juan y estudia Comunicación Social y Periodismo", que vivían la pasión del duelo en señas en la tribuna occidental del 'coloso' de la Ciudadela.


"Juan se sabe el nombre de todos los jugadores de su equipo y el de Santa Fe. Entonces fue muy bonito porque se estresó y decía que era increíble la forma en como ubicaba donde estaba el balón. Cuando le sacaron las dos tarjetas rojas al Junior fue una tristeza bastante grande para él pero lo complementó cuando sacaron a los dos de Santa Fe", dijo (emocionado) Daza en la entrevista con REGIÓNCARIBE.ORG.

Luego de que Junior consiguiera su acceso a la final de la Copa Sudamericana, la primera reacción de los dos hinchas del 'tiburón' "es la que todos deberían tener, de tolerancia".


"Fue una reacción de alegría por su equipo, que es normal. Pero más que todo la reacción de ellos fue pararse, abrazarme, felicitarme y darme las gracias. Eso lo hace una persona coherente, una persona con el corazón lleno de amor y el fútbol trata de todo esto", destacó.


Un llamado a la tolerancia


Para César Daza "más que esto sea una herramienta o una técnica para que las personas sordas y sordo-ciegas disfruten de un partido el fútbol", permite que "haya inclusión cultural entre hinchas de distintos equipos".


"Más que eso es enviar es un mensaje de paz y de tolerancia. Por eso voy la camiseta de Santa Fe al estadio, lo he hecho en Medellín también y en otros del país. No voy con la intensión de ofender llevando mi camiseta, sino para invitarlos a la tolerancia y a la paz dentro de los estadios".


La mayor recompensa para este bogotano fue "ayudar al otro a disfrutar de la misma pasión que siente".