Cámara de comercio promueve medidas para mitigar impacto de la inflación trabajadores vulnerables

Representantes del sector privado dieron a conocer una serie de propuestas para aliviar los efectos inflacionarios en los trabajadores de menores ingresos.


Según el último reporte del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), mientras que para los hogares de menores ingresos la variación del IPC estaba en mayo en 10,68 %, para los de más dinero era de 7,73 %.


Una de las razones por la que la inflación golpea en mayor medida a las familias de menores ingresos es porque el peso relativo de los alimentos dentro de su canasta de consumo es mayor, y estos son los que más han impulsado la inflación en los últimos meses.


Frente a esta situación, la Cámara de Comercio de Barranquilla (CCB) y representantes del sector privado presentaron una serie de propuestas para aliviar los efectos inflacionarios en los trabajadores más vulnerables.


Entre las medidas sugeridas a los empresarios se mencionan:

  1. Reconocer un bono por inflación no salarial para los trabajadores de menores ingresos, cuyo índice de reajuste de sueldo en el año 2022 haya sido inferior al porcentaje que se ordenó en el reajuste del SMLMV para este año. El monto de dicho bono podría ser la diferencia entre el porcentaje reajustado en cada caso y el porcentaje que se incrementó el mínimo multiplicado por los seis meses de la primera parte del año.

  2. Incrementar el subsidio de transporte hasta 150.000 pesos, es decir, 37.828 pesos mensuales adicionales, lo cual es algo razonable y sin mayor impacto en los costos de las compañías, dado que sobre este auxilio no se paga seguridad social, e incluso, el monto adicional se puede pactar como no salarial. Este último beneficio puede generarse de manera retroactiva de enero a junio ($226.968).

  3. Intentar estructurar la causación y el pago parcial de bonos de resultados que, por lo general, se cancelan a finales de año, para sufragarlo en junio, lógicamente en forma proporcional. Ello, teniendo en cuenta que muchas empresas han tenido un excelente resultado en este primer semestre del año, lo que les permite prever la porción de ese bono hasta este momento.

  4. Un nuevo reajuste para empleados de menores ingresos, concretamente para aquellos que su incremento para el 2022 fue menor a lo reajustado para el SMLMV. En estos casos se puede dar la diferencia entre lo reconocido al empleado y el 10,07 % decretado para los de más baja remuneración.

Al justificar las propuestas el Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Barranquilla, Manuel Fernández Ariza señaló que “Nos encontramos en una coyuntura difícil muy particular, y por ello hacemos un llamado al sector empresarial para que, haciendo un esfuerzo, aporten al interés superior del bienestar de la población de menores ingresos. La inflación tiende a tener un impacto desproporcionado sobre las personas de ingresos más bajos, pues en su canasta de vida los alimentos y el transporte público ocupan un mayor porcentaje del ingreso, y por eso la inflación los afecta más”.