Bean Burger: la historia detrás de un emprendimiento familiar


Por: Eliana Almarales Torres


Vender un producto no es tarea fácil, es un don con el que ciertas personas cuentan y tienen la capacidad para saberlo utilizar. Carolina Barbosa, es una de ellas; desde sus épocas de colegio vendía dulces y al llegar a la universidad, inició con la venta de cupcakes, los cuales vendía como pan caliente y la hizo reconocida entre la comunidad estudiantil, por el bajo costo que manejaba y sobre todo, por el buen sabor de estos pasabocas que ella misma preparaba.


Sin embargo, lidiar con las responsabilidades académicas y atender las ventas simultáneamente se tornó un poco complicado para Carolina, y siguiendo los consejos de su madre decidió dejar por un tiempo la idea de vender. Pero las mentes activas no se quedan sin ideas, esta joven estudiante de Comunicación Social, después de un tiempo intentó con un nuevo negocio llamado 'Cheesecake Home', luego de haber preparado un postre para su familia que resultó siendo un un éxito.


"Desde ese momento creé una página en instagram donde los ofrecía. Inicialmente trabajaba sola en la producción pero luego le propuse a mi hermana que en vacaciones lo hiciéramos juntas y así fue. Comenzamos vendiendo porciones de torta y nos caminábamos toda la calle 93 ofreciendolas, luego la gente nos empezó a conocer y solo vendíamos por encargo", contó Barbosa, en diálogo con RegionCaribe.org.

Y aunque el negocio marchaba bien no dejaba suficientes ganancias, Carolina necesitaba comprar un nuevo celular para continuar con sus procesos de venta y en medio de su ingenio se le ocurrió vender hamburguesas para recolectar el dinero que necesitaba.


Afirma que pensaba que la venta de este producto sería por esa única vez. "Mi mamá y mi hermana me apoyaron en mi idea como siempre lo hacen, y esa vez vendimos más de 100 hamburguesas. Conseguí la plata que necesitaba para mi celular y pensé que ya todo acababa ahí, pero a las personas les gustó mucho el producto; es que nuestras hamburguesas eran veganas", explica Carolina, quien además añadió que los clientes empezaron a llegar y a preguntar cuándo volvían hacer.



Poco a poco se fue consolidando un negocio familiar llamado Bean Burger, en el que todos aportan ideas y trabajan en equipo por brindar un buen servicio. Comenzaron vendiendo hamburguesas una vez al mes y las promocionaban con anticipación y desde finales del pasado año, tras una pequeña inversión realizada por Carolina y su hermana, lograron montar su propio local.


Sin duda alguna, emprender no es algo sencillo, se requiere de mucho esfuerzo y amor por lo que se hace para trabajar y alcanzar eso que tanto se quiere. Sin embargo, también es cierto que se disfrutan de muchos beneficios y se aprenden nuevas cosas a lo largo del camino.


"Al ser emprendedor eres dueño de tu propio de tiempo, puedes controlar las cosas que haces, si te equivocas tú mismo no te vas a echar, sino que vas a aprender para mejorar como empresa. Emprender es algo tan bonito que vas a tener tiempo para dedicarte a ti, a tu familia, dedicarle tiempo a lo importante y no a los afanes que todo el mundo tiene en un trabajo normal".

Expresa Carolina, quien en medio de la entrevista manifestó sentirse agradecida con Dios por brindarle esta oportunidad a ella y su familia, la cual les ayudó a salir de dificultades económicas y los unió mucho más.


Ante la actual emergencia les ha tocado reinventarse como a la gran mayoría de negocios, las puertas de su local estaban recientemente abiertas cuando inició la pandemia, por lo que les tocó adecuarse ante las nuevas necesidades y dejar de lado el nuevo logro que habían alcanzado de tener un punto físico para atender a sus clientes.


En medio de la crisis vieron una oportunidad para seguir creciendo y abrieron una página web, llamada cocinaartesanal.co en la que los clientes pueden encontrar su historia, los menús de sus hamburguesas veganas y artesanales, y también los postres de su otra marca 'Cheesecake Home' y del mismo modo hacer sus pedidos a domicilio.


Además, Carolina ha aprovechado para compartir a través de sus redes sociales y canal de YuoTube, varias recetas saludables que pueden realizar y compartir en familia mientras están en casa. A los lectores de RegiónCaribe.org les sugiere hacer unos Waffles de avena, que es una de sus comidas favoritas y en el siguiente vídeo pueden encontrar un sencillo paso a paso.

Por otra parte, hay que destacar que el negocio de BeanBurger atiende en un horario especial de domingos a jueves de 12:00 p.m. a 8:00 p.m., los viernes de 12:00 p.m. a 3:00 p.m. y los sábados no prestan servicio. Esto se debe a que en esta familia son cristianos adventistas y en su religión tienen ciertos tiempos establecidos para adorar a Dios. Ante esto, Carolina manifiesta que es muy importante para ellos, teniendo en cuenta que es quién les provee todas las ideas para su empresa y además por eso ofrecen alimentos saludables que corresponden al cuidado del cuerpo que Dios les ha dado.


Esta joven barranquillera, sueña con estudiar gastronomía y seguir aprendiendo de lo que tanto le apasiona: la cocina. Espera que su negocio siga creciendo junto a su familia e invita a todos aquellos que sueñan con emprender, a que lo hagan dejando atrás los miedos y a que trabajen duro por convertirlos en una realidad.


"Yo les recomiendo que compitan con ustedes mismos y trabajen por cumplir lo que quieren, porque hay mucha gente que vive de sueños pero no hace nada por alcanzarlos.

Siempre persistan aunque haya crisis como la que estamos pasando del COVID-19, siempre es bueno reinventarse. Estas crisis nos hace exigirnos más como emprendedores porque nos hace estar en una búsqueda constante de resurgir. ¡Arriésguense a hacer eso que tanto han querido!", concluye.