Barranquilla no tendrá toque de queda por celebración de Halloween

El alcalde Jaime Pumarejo hace un llamado a quedarse en casa y a los padres a que no lleven a sus hijos a pedir dulces.

Durante este fin de semana en que se celebra Halloween, la Alcaldía de Barranquilla, anunció que no tomará medidas excepcionales como toque de queda para implementar en la ciudad y que solo se mantendrán las disposiciones que van acordes a la reapertura económica.

"No es momento de celebrar. Las autoridades encargadas darán cumplimiento, con los operativos, a las medidas que ya están decretadas en la ciudad. Las fiestas en casas, repartir dulces, entre otras modalidades de celebración, deben aplazarse", indicó el alcalde Jaime Pumarejo.

Así mismo, el mandatario explicó que a través de las ‘Caravanas de la Legalidad y la Seguridad’, autoridades distritales y policiales realizarán recorridos por diferentes localidades y establecimientos de comercio, para vigilar que no se realicen fiestas o reuniones en las que se presenten aglomeraciones y se ponga en riesgo la salud.

"Para este fin de semana se ha diseñado un extenso operativo que contará con inspectores de policía y comisarios de familia de la Secretaría de Gobierno, quienes realizarán las caravanas de la legalidad en los centros comerciales, restaurantes y bares, verificando que estén autorizados para su funcionamiento, además, que se cumplan los aforos establecidos en los protocolos de bioseguridad y velando por la protección efectiva de los menores de edad", expresó el secretario distrital de Gobierno, Clemente Fajardo.


Además, desde la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana también se desplegarán caravanas de seguridad en las que participarán la Policía Metropolitana, Patrullas COVID, Promotores de Convivencia, quienes se encargan de realizar acciones pedagógicas con la ciudadanía y en el caso de la Policía, imponer medidas correctivas o hacer traslados a la UCJ, según sea el caso.


Por otra parte, en el Atlántico, municipios como Soledad, Malambo y Galapa si implementarán la medida de toque de queda, con el objetivo de garantizar que no sigan aumentando los casos de contagio que se pueden presentar tras un descontrol en la celebración de esta fiesta por parte de los habitantes.