Barranquilla hará parte de importante proyecto para ayudar a población migrante

La iniciativa realizará una inversión a nivel nacional de 13,5 millones de euros.

Hoy se lanzó el proyecto ‘Ciudad integradora, desarrollo urbano y cultura para un país de acogida’, en el cual hará parte Barranquilla como una de las ciudades seleccionadas en Colombia, para promover oportunidades de integración laboral a través de la cultura y facilitar el acceso a vivienda asequible a migrantes venezolanos y población de acogida.


Esta iniciativa es financiada cuenta con la financiación de la Unión Europea –a través del programa LAIF-, que ha destinado 44.000 millones de pesos (10,2 millones de euros) no reembolsables y Corea, a través del Fondo Coreano de Alianza para el Conocimiento en Tecnología e Innovación (KPK), aporta US$ 4 millones en cooperación técnica.


Esta financiación complementa los fondos aportados en forma de crédito por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para contribuir a mejorar la provisión de infraestructura y servicios en las ciudades y áreas metropolitanas de Barranquilla; Cúcuta, incluyendo Villa del Rosario; Riohacha, Maicao, Medellín y Rionegro, con la posibilidad de incorporar otras ciudades de acuerdo con la evolución de las dinámicas migratorias en Colombia.


¿Qué beneficios traerá el programa?


‘Ciudad Integradora’ financiará el diseño e implementación de sistemas locales de gestión, que incluirán un modelo de atención al migrante para ayudarlo a acceder a los servicios urbanos como vivienda de calidad, rutas de empleabilidad y otros servicios sociales.


Así mismo, se trabajará por la integración económica de la población migrante y local, al destinar recursos para la construcción y puesta en marcha de nuevas Escuelas Taller, una estrategia nacional promovida por el Ministerio de Cultura, que busca mejorar la calidad de vida de las comunidades y salvaguardar el patrimonio de los oficios y saberes tradicionales en las nuevas generaciones.


Gracias a este componente del programa se capacitarán alrededor de 1.500 aprendices en oficios tradicionales con posibilidades reales de empleo y vinculados a la rehabilitación de su entorno.


Por otra parte, se identificará a los municipios que han recibido mayor presión en sus indicadores habitacionales para que puedan ofrecer subsidios de arrendamiento temporales a la población migrante.


El proyecto cuenta, además, con el Fondo de Garantía de Alquiler (FGA) para apoyar tanto a migrantes como a personas de bajos ingresos a cumplir con los requisitos de garantías e incentivar a propietarios a ofrecer viviendas en alquiler.


Cabe destacar que en esta iniciativa trabajan cuatro entidades del Gobierno Nacional: MinCultura, MinVivienda y APC Colombia, con la coordinación de la Gerencia para la Frontera y la Migración desde Venezuela.