Banda de Sabanalarga, evoca el sentir santo a través de la virtualidad

La banda exaltó la marcha tradicional de los días santos.


Por: Ángela Pertuz


En Sabanalarga, Atlántico, se vive una de las mejores Semana Santa del País, pues de manera ordena todo el público asistente vive y goza con devoción los días santos con la mejor ambientación, otorgada por la Banda de Sabanalarga, pero en tiempos del COVID-19, ni el confinamiento pudo silenciarlos.


Cada uno de sus miembros, el saxo, la trompeta, entre otros, desde sus casas y de manera virtual unieron cada uno de sus saberes para deleitar y no faltar a la tradición que lleva ya 37 años, la de entonar la marcha en los días Santos.


Cada miembro de la banda, son jóvenes y maestros amantes de la música y su sentir particular hacia la banda "La banda es la vida completa para uno" expresa Franklin Fontalvo, miembro de la banda de Sabalarga.


Cómo el mismo expresa, el vivir la Semana Santa en Sabanalarga, resulta de algo de otro mundo, así como lo que hoy se vive "El más joven de la banda tiene 4 años en ella y el más viejo, 37 años; los mismos que tiene banda, por ello, cada uno se sabe de memoria el repertorio" asegura Fontalvo, para añadir "Pero el vídeo que se ha filtrado, era para el grupo de músicos, pero hemos visto gran aceptación del público, les ha gustado porque ha pesar del momento que vivimos como humanidad seguimos unidos y llevando el canto a toda la comunidad eclesiástica y virtual".


A Fontalvo, se le escucha un poco nostálgico, pero a la vez, lleno de esperanza cuando ve la posibilidad de una próxima Semana Santa, para que el público note la magnificencia que resulta de vivir los días santos en ese rincón del Atlántico "... Es más, deberían venir la próxima Semana Santa y darse cuenta de lo que les digo".


Por el momento, cada uno de sus miembros vive este momento desde el confinamiento del hogar, con la mira puesta en la cruz y el corazón latiendo de manera especial, pues como lo expresado en la liturgia de la palabra, hoy, viernes santo en el Vaticano, "No debemos pensar en el causante sino en el hecho, después de todo lo vivido a causa del COVID-19, debemos resultar mejores seres humanos".