Ay qué calor, ay qué calor; Barranquilla arde



Por: Karelis Sarmiento Valencia


Es a las tres de la mañana cuando inicia su arduo día en Carrizal, barrio donde ha vivido la mayor parte de su vida; el trajín toca la puerta a esa hora, su hermano saca la carretilla, mientras ella termina de empacar sus implementos de trabajo, de empuje en empuje llegan al mercado de la ciudad donde surten con frutas la carreta de cuatro ruedas que se ha convertido en el sustento de su familia. A las seis de la mañana ya se encuentra situada en la calle 60, cra 38 con esquina, lugar donde está la clínica Merced.


ella es Aurora Vargas, la cara amable del calor en Barranquilla; una señora comerciante de 45 años de edad que hace un año vende tutti frutti en este sector de la ciudad y las personas que más le compran son los familiares de pacientes que se encuentran alrededor de la clínica, buscando con el tutti frutti o los jugos de frutas refrescarse un poco; a ellos se les suman los mototaxistas, quienes no solo se escapan de su labor unos minutos, sino también del imponente sol cuando está en su cúspide y calman la sed por un momento. “Desde Julio las ventas han aumentado y en agosto más, a mi también me desespera el sol a veces porque me toca rodar la carretilla de un lado para el otro, pero desde las nueve de la mañana cuando está más caliente es que me empiezan a comprar más".

El registro pronosticado por IDEAM hoy 04 de septiembre en la ciudad de Barranquilla es de 31.5° de temperatura (parcialmente nublado), sin embargo, el sol se dejó ver desde el amanecer, no siendo sorpresa para los habitantes que a partir de julio vienen abrumados con una ola de calor que impacta en la región Caribe. La ciudad no se ha visto exenta y desde los hospitales se evidencia, con los ingresos de pacientes a causa de presión alta, pero sin ninguna otra anomalía en el cuerpo.

Angie Vargas es una venezolana familiar de un paciente identificado como Samuel Rodado DE 72 años quien se encuentra en UCI hace una semana; sufrió un infarto pero las causas son desconocidas aun, "yo creo que el infarto es debido al calor, es bastante fuerte" dice Angie mientras toma un jugo de guayaba que le compró a Aurora para refrescar la garganta. “es desesperante hace demasiado calor, hay veces donde me quiero ir rápido, pero me toca ser paciente y esperar; me tomo un refresco, jugo, agua o una limonada".


María Elvira Rojas jefe de enfermería de la Clínica Merced y quien se encontró de turno ayer 03 de Septiembre recibió un paciente con la presión alta pero si ningún otro síntoma "la semana pasada hubo más pacientes y urgencias no estaba tan tranquilo como hoy, a quien estoy atendiendo no es que se sienta mal, solo está calurosa, tiene la presión alta, pero no siente dolor de cabeza, ya con eso sé que no es una presión de daño, porque no tiene dolor de cabeza ni vomito".

El ciudadano barranquillero también se puede ver afectado no sólo por afectaciones en la presión arterial a causa de estas altas temperaturas, también debe cuidarse de las enfermedades de la piel, donde los más afectados dice la enfermera jefe María Elvira Rojas, están situados en la población infantil, quienes son atendidos por deshidratación al estar expuestos al sol, de ahí viene los brotes y la dermatitis, por esta razón es importante usar ropa que proteja los brazos y piernas, evitar la exposición al sol entre 11 de la mañana y tres de la tarde, aumentando el consumo de líquidos para evitar deshidratación.