Autoridades en Barranquilla despliegan operativos de seguridad por partido de la selección

El llamado a la ciudadanía es a evitar aglomeraciones y usar tapabocas, para prevenir contagios de la Covid-19.

Esta tarde se llevará a cabo sin público el encuentro entre las selecciones de Colombia y Uruguay, en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez en la eliminatoria al Mundial de Catar 2022, a partir de las 3:30 de la tarde, en medio de un operativo preventivo en seguridad, salud y control del espacio público.


Desde la Alcaldía de Barranquilla se ha hecho un llamado a la ciudadanía a disfrutar de este partido con responsabilidad y sin entrar en excesos, que puedan poner en riesgo la salud y la vida.

"Recordemos que están prohibidas las celebraciones multitudinarias, que el coronavirus no se ha ido, por lo que debemos seguir con el uso de tapabocas, el distanciamiento físico y el lavado de manos permanente. Responsabilidad, autocuidado y control al momento de las interacciones sociales y familiares. Vamos a gritar los goles en casa y sin quitarse el tapabocas”, indicó el secretario distrital de Salud, Humberto Mendoza.

Para evitar posibles aglomeraciones antes y después del encuentro, desde este jueves se iniciaron operativos de control por parte de las Caravanas de la Legalidad, por restaurantes, bares, centros comerciales y establecimientos de comercio en los alrededores del estadio, para verificar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.


"Inspectores, comisarios de familia, funcionarios de la Alcaldía de Barranquilla y la Policía Metropolitana velarán por las normas establecidas en el Distrito. Por ningún motivo se permitirá aglomeración de público ni en las afueras del estadio Metropolitano ni en los establecimientos de comercio. Negocio que incumpla será sancionado”, advirtió el secretario de Gobierno, Clemente Fajardo.

De acuerdo a lo anunciado por el Comando de la Policía Metropolitana, se contará con 1.100 policías para las afueras y dentro del estadio y otros 3.000 de todas las especialidades dispuestos y desplegados por toda la ciudad en operativos y como apoyo antes, durante y después del partido, como acompañamiento en hoteles donde se encuentran las selecciones, canchas de entrenamientos y puntos críticos. Además, desde el aire estarán el helicóptero ‘Halcón’ y seis drones.


Además, en los alrededores del 'Metro' se encontrará un equipo de 20 vigías del espacio público en un camión que realizará rutas de control.


Por su parte, la Secretaría de Salud, por intermedio del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias-CRUE-, estableció la ruta a tener en cuenta en caso de presentarse algún requerimiento, por lo que las IPS de la ciudad estarán a disposición del sistema de emergencias médicas.


En el interior del escenario y bajo la coordinación de los organizadores del encuentro se dispondrá de tres desfibriladores, dos ambulancias, una básica y otra medicalizada. También en el interior del estadio se ubicará el Módulo de Estabilización y Clasificación de pacientes-MEC-, con dos médicos y 15 rescatistas.


Se ubicarán 4 ambulancias básicas en los exteriores del estadio, en la Circunvalar, Avenida Las Torres, Ciudadela 20 de Julio y calle Murillo.


Cabe destacar que, según lo acordado por la Comisión Local para la Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol Profesional, el aforo para el encuentro, incluye exclusivamente a jugadores de los dos equipos, cuerpo técnico y personal del canal de televisión que transmite el partido.


Ambiente con amenaza de lluvia


Por ser Barranquilla la casa de la selección, este viernes los barranquilleros despertaron con una energía festiva, característica de cada vez que se lleva a cabo un encuentro futbolero de la tricolor en la ciudad.


Sin embargo, en la últimas horas se han presentado lluvias en diferentes sectores de Barranquilla que baja el ánimo de los hincha, quienes temen a que malas condiciones climáticas puedan afectar en el rendimiento de los jugadores y el resultado no sea el esperado.

Además, las lluvias no son favorables para comerciantes y establecimientos como restaurantes y bares, que esperan recibir mayor afluencia de clientes en horas de la tarde por motivo del partido.