Autoridades del Atlántico atienen emergencias por inundaciones en municipios del departamento

Son más de 1.200 familias las que resultaron afectadas en el departamento del Atlántico este fin de semana tras el paso de este fenómeno natural en el Caribe.


Cortesía: Gobernación

Debido al paso del Huracán Julia este fin de semana y al desbordamiento del arroyo grande, varios municipios del Atlántico presentaron emergencias de inundación, dejando como resultado a más de 1.000 personas damnificadas en el departamento en municipios como Baranoa, Palmar de Varela, Ponedera, Sabanagrande y Santo Tomás.

El desbordamiento del arroyo provocó que más 220 casas resultaran afectadas tras el rompimiento de un box coulvert, mientras que, en el municipio de Palmar de Varela, la población del barrio Las Delicias resultó gravemente afectada con un saldo superior a las 929 familias damnificadas, incluidos 160 campesinos del corregimiento de Burrusco, que perdieron sus cultivos de pancoger.

“Este box coulvert que no está permitiendo la entrada de agua porque se desbordó el arroyo grande, un arroyo que nace en Galapa y pasa por Baranoa, Santo Tomás, Palmar, Ponedera y desemboca en el río Magdalena. Ese arroyo debido a la fuerte ola invernal se desbordó y eso ha causado inundaciones en el barrio Las Delicias de nuestro municipio”, señaló Galdino Orozco, alcalde de Palmar de Varela.

Ante esta emergencia, el Ejército Nacional acompañó las labores humanitarias y en este municipio se han entregado mil sacos y 100 colchonetas, mientras el cuerpo de bomberos prestó su servicios para ayudar a la comunidad afectada.


“En la calle 15 con carrera 4 se vio venir una corriente de agua, pero no le prestaron mucha atención, dijeron que era un tubo que se había desbordado, como a la una de la mañana ya las calles estaban las casas negadas de agua y llegaron los del cuerpo de bomberos para avisarnos de que alzáramos las cosas y que pudiéramos evacuar, pero a las dos de la mañana no soportó sacos ni nada de eso (…) Cada vez que llueve duro, nuestro barrio sufre y nos llenamos las casas a medio cuerpo”, María Helena Cabrales, residente de Palmar.

Ante esta emergencia, la administración departamental también ejecutó este domingo la entrega de ayudas humanitarias a aproximadamente más 100 familias del municipio de Ponedera y el corregimiento de Puerto Giraldo, afectadas por la ola invernal.


"Son 78 familias de la cabecera municipal más 40 de Puerto Giraldo", informó la alcaldesa de Ponedera, Diana Martínez.


Los afectados recibieron mercados, colchonetas, láminas de eternit y caballetes.


La alcaldesa destacó el apoyo de la gobernadora, Elsa Noguera, y la Subsecretaría de Prevención y Atención de Desastres.