Autoridades atienden a familias damnificada por inundaciones en Barranquilla y su área metropolitana

Las familias afectadas por inundaciones están siendo censadas para establecer los daños y necesidades causados.

Foto: Alcaldía de Barranquilla

El alcalde Jaime Pumarejo evaluó este domingo la emergencia registrada en Barranquilla por el torrencial aguacero que cayó en la ciudad durante la noche del sábado y la madrugada de este domingo, generando inundaciones en el Área Metropolitana de la ciudad.

Según el reporte entregado por las autoridades del distrito, las intensas lluvias dejaron como resultado familias afectadas en los sectores Villa San Carlos, Ciudadela de Paz, Los Ángeles y Villa San Pedro, mientras que en el corregimiento de Juan Mina hubo un saldo de 200 familias damnificadas por el desbordamiento de arroyos.

“Lluvias en sector rural del departamento generaron una corriente súbita jamás vista, que desbordó nuestros canales pluviales, afectando a Juan Mina y sectores aledaños a Zona Franca. Tenemos equipos del Distrito atendiendo la emergencia y asistiendo a los hogares afectados”, escribió el alcalde Jaime Pumarejo en su cuenta de Twitter.

Las familias afectadas perdieron camas, muebles, neveras, electrodomésticos y otros tuvieron que ubicar a sus mascotas en lugar donde no las alcanzara la corriente de agua, debido a que la inundación los tomó desprevenidos.

Mientras tanto, el Cuerpo de Bomberos, la Oficina de Gestión del Riesgo y la Defensa Civil están atendiendo las afectaciones mayores, con el respaldo del grupo especializado en gestión del riesgo de la Policía Nacional.

“Estas son aguas y arroyos que vienen desde otros municipios y el comportamiento de las lluvias ha sido atípico, estamos en las zonas afectadas para trabajar con la comunidad y, además, coordinar los trabajos para rectificar cauces y retirar sedimentos de canales pluviales en áreas críticas”, afirmó el alcalde Jaime Pumarejo, al referirse a esta situación.


Inundaciones en Puerto Colombia


Las inundaciones también se registraron en el municipio de Puerto Colombia, sobre todo en los sectores de Salgar y Puerto Velero, donde el agua se llevó todo lo que se encontró en su camino.

Mientras que en el Hotel Pradomar, uno de los más reconocidos de Puerto Colombia, la corriente de agua se llevó consigo sillas, mesas y otros elementos que hacen parte del sector turístico de este municipio del departamento.

“Inundaciones, arrastre de sedimentos y deslizamientos se presentaron en más de 15 barrios de la cabecera municipal y del corregimiento de Salgar. Estamos evaluando afectaciones para que nos apoye en esta situación de calamidad, donde mucha gente nuestra ha perdido muebles, enseres y electrodomésticos; además de los daños presentados en viviendas”, sostuvo el alcalde Wilman Vargas.

Por otro lado, en Tubará, la fuerte lluvia provocó que el terreno cediera, tanto así que la ruta que conduce al corregimiento de Guaimaral, terminó deslizándose en gran parte, dejando incomunicadas a estas dos poblaciones.