Así se celebra este sábado el Día del Tití en el Atlántico

El segundo sábado de agosto se conmemora en el país la existencia de uno de los animales declarado en peligro.

Foto: Gobernación del Atlántico

Este sábado se está celebrando en el territorio colombiano el día del tití cabeciblanco, una especie que fue declarada en peligro de extinción desde el año 1973 y a la que en el Caribe colombiano se le realiza constante protección para garantizar su seguridad.


Para mantener la existencia del tití cabeciblanco se han conservado más de 500 hectáreas de bosques en los departamentos del Atlántico y Bolívar, donde habitan alrededor de 7.000 ejemplares de esta especia.

“Gracias al trabajo de la fundación, hemos educado a más de 15 mil niños en la conservación de esta especie maravillosa, por otro lado, contamos con 500 hectáreas de bosque de la fundación las cuales están ubicadas en la reserva natural los titíes de San Juan, que se encuentra ubicada en los montes de María, en San Juan Nepomuceno, Bolívar. También contamos con un programa de investigación y contamos con un grupo de mujeres artesanas madres cabezas de hogar, que realizan titíes de peluche, los cuales transmiten un mensaje de conservación que es compre un tití de peluche, no compre un tití real”, expresó Carolina Chinchilla, coordinadora de la Fundación Proyecto Tití.


Sumado a estos proyectos de protección se han capacitado a más de 15.000 niños para que se involucren y entienda la importancia de cuidar a esta especie, como lo explica Carolina Chinchilla, coordinadora de la Fundación Proyecto Tití.

“Hoy es el gran día del tití cabeciblanco, nuestra especie es 100% colombiana, costeña, desde la fundación proyecto tití, les contamos que desde el 1 de agosto estamos celebrando este día y promoviendo que los titíes no son mascotas. En todas las comunidades del Atlántico y Bolívar hemos venido desarrollando muchas actividades de manualidades, juegos con los niños, concursos de fotografías, pero particularmente en el día de hoy queremos invitarlos a que nos cuenten cuales son las cosas que los mueven de corazón para amar a esta especie”, expresó.


Chinchilla señala que las principales amenazas que tiene este pequeño animal son la deforestación de su hábitat y el tráfico ilegal de especies para convertirlo en mascota.


El tití cabeciblanco puede medir hasta 50 centímetros, llega a pesar menos de un kilo y es muy llamativo por el mechón de pelo blanco en su cabeza, características que lo convirtieron en el símbolo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

Gracias a la creación de la Fundación Proyecto Tití se ha logrado emplear a 30 personas en el departamento.

“Hemos generado más de 30 empleos y por otro lado hemos promovido la conservación de esta especie que necesita de nuestra ayuda para poder conservarse a largo plazo”, concluyó Chinchilla.

Además, en el centro comercial Viva de Barranquilla se realiza una feria animalista con centros artesanales para incentivar a la protección de este animal.