top of page

Así fue la montaña rusa de Junior para llegar a la final del fútbol colombiano

El equipo barranquillero se convirtió en el segundo finalista del certamen nacional.

Cortesía: Junior


Junior jugará una nueva final del fútbol profesional colombiano, con el objetivo de conseguir su décima estrella en la historia, en una serie de dos partidos en la que enfrentará al Deportivo Independiente Medellín. Pese a tener la oportunidad de conseguir el nuevo título, Junior empezó tambaleando en la liga con una derrota ante las Águilas Doradas en el estadio Metropolitano. El torneo no empezó para un equipo que era dirigido por el antioqueño Hernán Darío Gómez, un estratega que nunca encontró la fórmula para ordenar el club.

Con ‘Bolillo’ Gómez, Junior perdió contra el Medellín y empató contra el Bucaramanga, Unión Magdalena y Deportivo Pasto, además, el cuadro barranquillero quedó eliminado de la Copa Colombia ante un equipo de segunda división como lo es el Cúcuta Deportivo. Los resultados negativos obligaron a las directivas a declinar de los servicios del entrenador paisa.


La llegada de Arturo Reyes El elegido para asumir la riendas del cuadro barranquillero fue el entrenador samario Arturo Reyes quien asumió el cargo de director técnico desde agosto del presente año y comenzó con un empate ante La equidad en el estadio Metropolitano de Techo, luego llegó la primera victoria del 'tiburón' en una remontada histórica ante la América de Cali, después de ir perdiendo tres a cero en el Metropolitano, logró imponerse en el compromiso con doblete del Cariaco González, un tanto de Carlos Bacca y otro de Déiber Caicedo, ahí comenzó a despegar el equipo ‘currambero' para meterse al grupo de los ocho. Luego, el cuadro barranquillero obtuvo su primera victoria a domicilio, derrotando dos goles por uno al Envigado en el estadio polideportivo Sur. El primer tropiezo de Reyes con Junior se registró en la novena jornada, cuando perdieron 1-0 contra Independiente Santa Fe en la capital de la república, un juego que dejó en dudas los trabajos tácticos del técnico samario. Pese a las críticas de la prensa y la hinchada, el destino tenía grandes gestas para Junior con dos goleadas a favor: la primera fue el 9 de septiembre con un estrepitoso triunfo 7-1 ante Unión Magdalena y luego vapuleó 5-1 a Alianza Petrolera en el Daniel Villa Zapata. Con esas dos goleadas, el ‘tiburón’ comenzó a acercarse al anhelado grupo de los ocho primeros. Todo pintaba bien para los dirigidos por el 'Rey Arturo', pero el panorama cambió cuando sumó cuatro partidos consecutivos sin obtener el triunfo (empató contra Nacional, perdió contra Boyacá Chicó, cayó contra Deportes Tolima e igualó sin goles frente a Jaguares en Montería). Con la obligación de ganar en Barranquilla, Junior venció en un partido interesante al Deportivo Cali, en el que Carlos Bacca se despachó con un doblete. La victoria ante el ‘azucarero’ regresaba la ilusión a los ‘rojiblancos’, pero aún dependían de otros resultados para meterse a la zona de clasificación. Una fecha más tarde, Junior perdió ante Millonarios en el Campín de Bogotá y comenzaba a despedirse del sueño de la décima estrella. El ‘tiburón’ estaba en la obligación de ganar los tres partidos que le restaban y esperar resultados de otros equipos para lograr clasificarse. Junior cumple la tarea


El ‘rojiblanco’ cumplió con su tarea y lo que parecía imposible lo consiguió, venció al Deportivo Pereira en el Hernán Ramírez Villegas, luego se impuso con un corto resultado ante el Once Caldas de Manizales y en el cierre del todos contra todos superó en Barranquilla al Atlético Huila en el Metropolitano para quedarse con la sexta casilla de la tabla. Ya en los cuadrangulares, el equipo inició con pie izquierdo tras perder con el Deportes Tolima en Ibagué, después goleó al Deportivo Cali en casa y venció en el Metropolitano a las Águilas Doradas. Con seis puntos, Junior era segundo de su grupo, detrás de Tolima, que poseía nueve unidades. En la cuarta fecha, los dirigidos por Reyes no pasaron del empate en su visita a las Águilas, mientras que Tolima venció al Cali con autoridad. A falta de dos fechas para culminar el cuadrangular, Junior debía ganar sus dos partidos y esperar que el Deportes Tolima no sumará más puntos, una posibilidad que parecía imposible para los incrédulos, se convirtió en una realidad porque los dioses se pudieron de acuerdo u Junior logró la hazaña. Ahora, el cuadro barranquillero buscará su décima estrella ante Independiente Medellín, en un es escenario donde ya ganó la quinta y octava estrella.


La voz del hincha



En la ciudad todo es alegría, los hinchas 'rojiblancos' irradian felicidad y no se cambian por nadie. Desde hace cuatro años no ven a su equipo en una final y son optimistas en que este 2023, Junior conseguirá la décima estrella, un campeonato que se ha hecho esquivo en las últimas temporadas.


"Vine de Bucaramanga y ha sido el mejor partido que he visto de Junior, cuatro goles impecables, tenemos que asegurar el partido para la próxima", dijo un hincha del cuadro barranquillero.


Otro simpatizante expresó que "vimos todo lo que hemos querido ver en el semestre, estuvo excelente el partido y el otro domingo nos veremos en el estadio nuevamente. Junior es tu papá y los demás vienen atrás".


Las boletas se vendieron como pan caliente en menos de dos horas, lo que significa que este domingo habrá una marea de sangre 'rojiblanca' en el 'coloso' de la Ciudadela, un escenario que estará a la altura de lo que significa recibir la final de un certamen tan importangte como este.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page