Así fue el regreso de clases de colegios privados en Cartagena

Colegios privados de Cartagena regresaron a clases presenciales con bioseguridad y el apoyo de los padres



Hoy 11 instituciones educativas privadas y cuatro de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano (IETDH), ya están ejecutando sus pilotos de regreso a clases con presencialidad.


una serie de instituciones educativas privadas que iniciaron el calendario escolar con clases presenciales bioseguras, de acuerdo al Plan de Regreso a Clases presentado por los establecimientos ante la autoridad educativa distrital.


La Esperanza, Británico, George Washington, y Avante Global School, entre otras instituciones e coinciden en afirmar que las niñas y los niños necesitan tiempo y espacio para encontrarse con otros niños y seguir creciendo y aprendiendo juntos.


La secretaria de Educación, Olga Acosta Amel, visitó este lunes algunas entidades educativas

“Es un balance muy positivo porque las instituciones educativas han hecho un trabajo muy juicioso con los padres para ponerse de acuerdo, diseñar y ejecutar sus pilotos bioseguros de manera gradual y progresiva. Es una visita en la que revisamos que todos nuestros niños, niñas, jóvenes maestros, administrativos y directivos docentes estén seguros dentro de las decisiones que han tomado como comunidad educativa”, comentó Acosta Amel.

Acosta Amel aseguró que este primer día de clases presenciales se pudo observar mucha alegría, esperanza y un excelente trabajo de los profesores.


“Felicitamos a todos los docentes y directivos por avanzar de manera segura de la mano con las familias para seguir estabilizando al sistema educativo de la ciudad. Esperamos que este regreso siga siendo seguro, agradable y feliz”, comentó Acosta Amel.



Amaris Salazar Obregón, rectora de Avante Global School, explicó que ha sido un reto enorme para toda la comunidad educativa, pero que gracias a esa dedicación el 90 por ciento de los papás eligieron presencialidad con alternancia en la institución que lidera.


“El reto más grande es con los más pequeños, y hemos visto en estas primeras semanas de piloto que los niños han demostrado que sí pueden mantener la distancia, lavarse las manos cada cierto tiempo y de no compartir sus juguetes, entre otras”, comentó Salazar Obregón.


Además, explicó que una de las claves para hacer educación presencial en el aula es la comunicación constante con los padres.


Carolina Charry, rectora del Colegio Británico de Cartagena, aseguró que es un logro para la ciudad que se pudiera, de la mano con la Secretaría de Educación Distrital, regresar a clases con los mejores protocolos de bioseguridad, donde prime la salud y el derecho a la educación de la infancia y como una manera para sacar a Cartagena adelante.


“Nos abrimos a las familias, las escuchamos, sus dudas, temores, y entenderlos a todos desde la empatía. Gracias a eso y a las inversiones que hicimos en bioseguridad, el 34% de los estudiantes van al colegio, desde los 2 años de edad, hasta el grado 12. Regresar al colegio tiene un componente emocional muy beneficioso en la salud mental y física de los estudiantes, ya que se pueden volver a conectar con sus compañeros. Se hicieron inversiones tecnológicas para los que se quedaron en casa por decisiones de la familia o por alguna comorbilidad presente”, explicó.


Nick Glab, rector del George Washington, aseguró que el regreso se trabajó en colaboración con toda la comunidad educativa para mantener un nivel de calidad educativa alta para los estudiantes que están en presencialidad como para los que siguen su formación desde casa.


“Hemos hecho todas las inversiones necesarias de bioseguridad y tecnología para garantizar el servicio educativo de manera segura. Al ser un colegio Google desde antes de la Pandemia nos facilitó el trabajo en los entornos digitales para el aprendizaje a distancia”, dijo.

Jorge Alfonso Pérez Vásquez, rector del Colegio La Esperanza, en Crespo, agradeció el apoyo de la Secretaría de Educación y de los padres para el desarrollo de los planes de regreso a clases de manera gradual y progresiva y afirmó que, gracias al trabajo colectivo de toda la comunidad educativa, se pudo iniciar el servicio educativo con altos estándares de calidad y bioseguridad.


“Lo más importante es que los padres se involucren en el desarrollo de estos planes pilotos, visiten las instituciones, compartan los alcances de esos planes, protocolos, aporten a los mismos, y construyan un escenario de confianza entre todos”, comentó Pérez Vásquez.

Pérez Vásquez recordó que los niños y adolescentes necesitan sus espacios escolares para interactuar, al igual que los adultos.