top of page

"Animales sufren con los sonidos de los juegos pirotécnicos": Samir Radi

El concejal barranquillero recomendó a la población evitar el uso de la pólvora para que los animales no se vean afectados en medio de la celebración de fin de año.

Foto: Gobernación del Atlántico

Los efectos del sonido de la pólvora o fuegos pirotécnicos pueden provocar en los animales comportamientos poco habituales como pánico o ansiedad. En esta época de fin de año, el uso de este tipo de elementos se vuelve más habitual de lo común. Ante esto, desde el Concejo de Barranquilla se busca reducir el uso de juegos pirotécnicos en los eventos realizados por el Distrito.

El concejal Samir Radi es el líder de este proyecto, que busca proteger a los animales y destacó que este tipo de propuestas puedan ser tenidas en cuenta por el Distrito y que sean tenidas en cuenta por la población.


“Los animales son seres sintientes y hacen parte de nuestra familia, así lo consideramos de manera legal y emocional. En un vídeo explicamos cómo ellos perciben un sonido de esa magnitud por sus canales auditivos, que son más desarrollados que los nuestros”, expuso Radi, quien expuso que este tipo de sonidos es realmente aturdidor en los animales.

El concejal, agregó que los seres humanos no serían capaces de soportar un sonido similar al que les toca oír a los caninos cuando se utilizan los fuegos pirotécnicos.

“Si nosotros amplificáramos cómo escucháramos esos fuegos pirotécnicos, seguramente también sufriríamos estrés, desconcentración y cualquier otro daño que también afecte nuestra integridad en materia de salud. Eso pasa con los animales, entonces nosotros desde los concejos también debemos generar actos o proyectos que le generen a ellos esa protección”, señaló Radi.

Daniela Bernal, bióloga, afirmó en una oportunidad a la Alcaldía de Bogotá que "cuando los animales sienten el estruendo de la pólvora, para ellos es como si escucharan una explosión porque no tienen idea de lo que está sucediendo, entonces lo toman como si fuera una amenaza, lo que desencadena el aumento de frecuencias cardiacas que genera estrés o directamente la muerte".

Ante esta definición de la experta, el concejal Samir también expuso que: “Los animales se arrancan las uñas. Además, en muchas ocasiones se esconden en los huecos, se esconden abajo de la cama y muchas veces tienen hasta paros cardiacos que acaban con sus vidas”.

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page