Anhelando gotas de lluvia cuando solo hay sudor





Autor: Andrea Hasselbrinck


"Es que cuando yo salgo de la ducha no sé si lo que me estoy secando es agua o sudor" era una de las frases que alcancé a escuchar de una conversación que tenían un grupo de barranquilleros mientras caminaban por las calurosas calles de la ciudad.


La ola de calor de estos últimos meses ha sido bastante fuerte, cada día más intenso, el sol ardiendo inclemente como siempre, pero, lo que más golpea es esa humedad que usualmente ronda en un porcentaje mayor al 80%, donde la sensación térmica es de 38º en una noche "fresca" de 29º.


Así como contó Karelis en su escrito de " Ay qué calor, ay qué calor; Barranquilla arde ", resulta reconfortante el imaginarse ese tuti fruti bien helado, dejar que la imaginación pasee por un parque con un raspa'o de kola con leche en la mano, una 'fría' bien fría en una playa a las 11 de la mañana.


Algunas veces uno se siente mal por lo abanicos, ¿Quién quita que se "suiciden" por hacer mal su trabajo? a fin de cuentas los pobrecitos no echan fresco sino fogaje. Otra de las cosas que antes podía hacernos sentir mejor y ya hemos alcanzado es la temperatura de Haití, es increíble que en algunos momentos del día en Puerto Príncipe haga igual o hasta menos calor que aquí.


Si en Barranquilla tenemos calor con los más de 56.000 arboles que han sembrado en la ciudad, ¿cómo estarán los pueblos que desde antes tenían fama de ser calientes como Bosconia o Fundación? porque honestamente yo no sé cómo se puede combatir con esta humedad, solo sé como poder sobrellevar el calor para pasar el día.


¿La situación económica de cada hogar de la región? esa compradera de abanicos, aires acondicionados, la abridera y cerradera de la nevera, los recibos de la luz más altos de lo normal, y eso, con la idea de que uno se va a quedar en la casa, ya uno no sabe si es mejor estar en la casa o salir, igual uno va a gastar, si uno se va para la calle se le va la plata en transportes y lo que vayas a consumir, así sea un 1L de helado por $2.000 pesitos.


Un factor fundamental para combatir las altas temperaturas que vive la región y no tenemos en cuenta es la hidratación, no todo lo que tomamos nos sirve para hidratarnos, solo para engañar al cuerpo por un ratico.


Hablando de cosas que podemos hacer para prevenir y combatir este calor (además de la esperanza de que llegue rápido diciembre o que llueva pronto) podemos hacer una lista de tips que nos servirán en esta odisea que cada año va a ser peor, pues el tiempo va pasando y la temperatura va aumentando ¿o es que en 2005 también vivimos con las mismas sensaciones térmicas?


1) Como ya había mencionado anteriormente, la hidratación es primordial, sale mejor tomar agüita normal o agua de coco para mantenerse ahí "parado en la raya" contra las altas temperaturas que producen más deshidratación en el cuerpo, aunque suena chevere una cerveza como arma para combatir este calor casi que infernal no es tan buena idea porque tambiñen le ayudan al proceso del calor a deshidratar el cuerpo, pero una de vez en cuando no hace daño, mientras no se beba alcohol en exceso todo bien.


2) Convierte a esos arboles viejos como la ceiba-bonga, guayacán de flor rosada, laurel, mango, caucho, roble amarillo, roble morado, lluvia de oro, almendro, trébol, olivo negro y guayacán sabanero tan característicos de nuestra región en tus mejores amigos, buscar la sombra o algún sitio climatizado es una solución buenísima, teniendo en cuenta que tampoco vayan a ser cambios de clima muy bruscos, lo menos que queremos es pasar una gripa con este calor.


3) Compre y use persianas, estas actuarán como un bloqueador solar para su casa, literalmente. Si la temperatura exterior es más alta lo ideal es que en el hogar no se sienta igual.


4) La plancha, el microondas, la tostadora, el horno, el secador, etc pasan a segundo plano, si queremos huirle al calor usar aparatos que produzcan más no es el mejor plan. Todo lo que funcione a más de 35º ni aunque ponga un abanico en cada esquina se enfría.


5) Haga comidas ligeras, las sales minerales perdidas durante la sudoración son la prioridad a la hora de comer durante el transcurso del día. Para eso, hidratarse correctamente no es suficiente, se deben consumir frutas y verduras, en todas sus formas y variedades, por eso, un patillazo o un tuti fruti son buena merienda de media mañana.


6) A las 12 del día cuando el sol está en todo su esplendor evite las actividades en el exterior, no vaya a ser que le de un 'yeyo' al medio día por andar caminando en la calle sin desayuno ni agua.


7) Eso de andar usando buzos con este calor es lo peor que se puede hacer, dejen esos inventos para diciembre que hace brisa, ahora hay que vestirse de acuerdo a la época y la temperatura con ropa fresca, cómoda, ligera, que transpire y con la que además te sientas bacano.


8) Que su casa no sea la única con bloqueador solar, usted también échese de eso si no le hace daño. La debilitación y la ruptura de la capa de ozono (la cual se encarga de la protección de los rayos ultravioleta), la piel de las personas está más expuesta que nunca a los efectos nocivos de estos rayos. Por ello, es esencial usar crema solar de protección elevada.


9) Conservar y recuperar la energía que perdimos a lo largo del día es muy importante, por eso debemos descansar correctamente. Lo ideal es mantener una temperatura agradable en el cuarto.


10) Para aquellos que les gusta pasar acostados en la cama todo el tiempo, ojo ojito con eso, el sistema de control de temperatura por el sudor no funciona eficazmente, así que ponte pilas con la levantada de la cama de vez en cuando para refrescarte. En caso tal de que la persona se encuentre en una cama por otros motivos diferentes a la pereza,hay que 'estar mosca' con que la persona encamada no permanezca muy tapada y, refrescarle la piel de las extremidades cada hora con un paño húmedo para simular sudor ante la ola de calor.


Lo positivo de este calor es que pronto se va a acabar. Así como se escucha en algunas emisoras, desde septiembre se siente diciembre.