top of page

Amor y pasión por la salud de los animales


Cada 10 de mayo en Colombia se celebra el Día del Médico Veterinario, debido a que en esta fecha en el año 1921 se fundó oficialmente la Escuela de Medicina Veterinaria en Bogotá mediante la ley 44 de 1920, que luego pasó a ser la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional.


Foto: Cortesía


Por lo que, en Región Caribe quisimos destacar tan linda labor y entrega de los profesionales veterinarios en el compromiso con la vida y salud de los animalitos, esos que son vulnerables al no tener raciocinio y no poder expresar con palabras a lo que se exponen.


Los veterinarios funcionan como los superhéroes que con amor y dedicación le dan cura a todo dolor, ya sea emocional o para el bienestar general de los animalitos.


Carlos Andrés Arraut, tiene 33 años y es un Médico Veterinario - Zootecnista egresado de la Universidad San Martín, quién desde hace mas de diez años se dedica oficialmente a velar por la salud de animales, ya que desde muy pequeño gracias a sus abuelos se interesó por la salud de los animales.


"Mis abuelos siempre han tenido producción ganadera, entonces desde muy pequeño estuve ligado a la vida de los animales. Pero yo me incliné por los más pequeños como los perritos, gaticos, entre otros", destacó con emoción.

Por su parte, destaca que es indispensable hacer las cosas con amor y estudiar la carrera para ser profesionales, lo que les permitirá hacer las cosas bien y no engañar a la gente, que muchas veces no reconocen su valor y profesión como veterinarios.


"Resalto la vida de los colegas que realizan la labor con amor y profesionalismo, demostrando que son veterinarios de profesión y no personas que se creen veterinarios", precisó Carlos.


Por otra parte, menciona que las personas en general deberían ser conscientes con la profesión y no hacer mala cara cuando no realizan las cosas gratis.



"Esta carrera es vista de una manera rara, ya que la gente cree que todo es gratis. Entonces, traen perritos, gaticos y animalitos de la calle para que le hagamos tratamientos sin pagar, en ciertas ocasiones hasta nos abandonan a los animales en la clínica. Es importante que se unan y trabajemos en comunidad. No siempre tenemos para regalar procedimientos o medicamentos, también necesitamos un sustento", agregó Arrau.

Finalmente, una de las iniciativas para también disminuir los estereotipos de la sociedad, es que hayan políticas claras y hospitales o refugios públicos para animales.


"Lo que muy poco entiende la gente, es que aquí en colombia, ni en Barranquilla hay un hospital público, que todos trabajamos con nuestros recursos y nadie nos regala nada", aseguró Carlos. 

Asi mismo, destacó que es indispensable la ayuda de organizaciones gubernamentales para cambiar y distribuir de manera equitativa los recursos para los hospitales.


"Ya hay un proyecto en Barranquilla, para un lugar de refugio de animalitos. Deseo de todo corazón que se haga realidad y que los recursos sean bien destinados, supervisados de tal manera que no pase como la salud de los humanos", finalizó el galeno.

Comments


bottom of page