Alza en los niveles del río Magdalena mantiene en alerta a los municipios del sur del Atlántico

El más reciente reporte reveló que el nivel actual del río se encuentra en 7.50 metros, superando las mediciones para el mismo periodo del año pasado.

Foto: cortesía Gobernación del Atlántico


Los municipios del sur del Atlántico se mantienen en alerta ante el alza que se ha registrado en los niveles del río Magdalena, ante esta situación las autoridades departamentales han manifestado que se encuentran en permanente monitoreo con la intención de prevenir que se registren emergencias de grandes magnitudes ante un posible desbordamiento.


Según el más reciente reporte entregado por las autoridades se muestra que los niveles del río se encuentran en 7.50 metros, lo que significa un aumento significativo teniendo en cuenta que para la medición en el mismo periodo del año anterior se obtuvieron números cercanos a los 6.32 metros.


La preocupación de los campesinos del sur del departamento surge debido a los antecedentes que se registraron en noviembre de 2010 cuando se presentó el “Fenómeno de la Niña”, uno de los periodos de lluvias más fuertes en la historia, donde se produjo el incremento en los niveles del Canal de Dique, generando un rompimiento que generó inundaciones a las poblaciones de Calamar y Villa Rosa.


En la actualidad, el municipio Polonuevo ya se ha visto afectado en esta temporada de lluvias, debido a que varios campesinos han reportado que perdieron cosechas ají, y yuca ante el desbordamiento de algunas corrientes de agua.


“Queremos que la comunidad sepa que estamos monitoreando los niveles del río Magdalena y del Dique en plena temporada invernal. Además de eso esperamos que el Gobierno nacional pueda llevar a cabo la intervención del Dique para brindarles tranquilidad a los habitantes del sur del Atlántico”, expresó Richard José Gómez Martínez, alcalde de Campo de la Cruz, según reveló el diario EH.


Ante la alerta en la que se encuentran los municipios del sur del departamento, la Subsecretaria de Prevención y Atención de Riesgo del Atlántico, Candelaria Hernández sostuvo que “El secretario del Interior solicitará a la procuradora delegada para la gobernanza de las entidades territoriales apoyo en la convocatoria a entidades del orden nacional, departamental y municipal para que se reúnan, desempeñen su rol y ejecuten las acciones que les corresponde dentro de la situación que se vive en el sur del Atlántico y norte de Bolívar”, según compartió Alerta Caribe.


A su vez, la funcionaria departamental solicitó a los alcaldes municipales mantenerse en constante comunicación para activar planes de contingencia para responder de forma inmediata ante las posibles emergencias que se presenten. Además, solicitó a los voluntarios y cuerpos de socorro mantenerse activos ante cualquier evento que requiera de su trabajo.


Pese a las recomendaciones entregadas por la funcionaria, el veedor del municipio de Santa Lucía, Hernando Viloria, sostuvo que si las lluvias continúan a este ritmo es posible “que se llegue a registrar una inundación de la magnitud del 2010”.


Ante la preocupación contante de los campesinos y la población en general, los organismos departamentales se encuentran estudiando algunas medidas para contrarrestar las corrientes de agua que podrían afectar los sectores más vulnerables en esta zona del departamento del Atlántico.