Solo el 38% de Mipymes en Colombia han logrado acuerdos con su arrendatario

Desde ACOPI fueron enviadas propuestas teniendo en cuenta el detrimento económico que han sufrido las Mipymes, impidiéndoles cumplir con obligaciones pactadas.

Por: Eliana Almarales


Teniendo en cuenta el estado de emergencia en el que se encuentra el país debido a la pandemia por el COVID-19, el sector de las micro, pequeñas y medianas empresas ha sido uno de los más afectados al verse obligados a suspender sus operaciones, representando un detrimento económico significativo, y además se suma el tener que seguir respondiendo antes las obligaciones existentes a pesar de no contar con ingresos para solventarlas.


Una de las obligaciones que más representa problemas dentro de este sector empresarial, es el pago de los cánones de arriendo de los inmuebles que al día de hoy se encuentran cerrados. De acuerdo a un sondeo realizado por la Asociación Colombiana de las Mirco, Pequeñas y Medianas Empresas (ACOPI) a 182 Mipymes a nivel nacional frente a esta problemática, se evidenció que el 63% de las empresas ha sufrido reducción superior al 80% de sus ventas en el mes de abril de 2020 con respecto al mismo mes de 2019; y el 17% tuvo disminución de entre el 50% y el 80%.


Además, los resultados también mostraron que los valores promedios de pago de arriendos mensuales son: Menor o igual a 1 millón (15%), mayor a 1 y menor o igual 5 millones (57%), mayor a 5 y menor o igual 10 millones (12%), mayor a 10 y menor o igual a 50 millones (13%), mayor a 50 millones (3%) y que la vigencia de de los contratos de arrendamiento oscilan entre 1 y 5 años en un 60% de las empresas encuestadas.


Ante esta situación las empresas han intentado establecer acuerdos con los arrendadores, pero según el sondeo solo un 38% ha logrado llegar a negociaciones, dejando a un 62% a la deriva. De aquellas que han llegado a acuerdos, la entidad aseguró que "el 60% de los casos han acordado un descuento del 50% o menos del valor mensual, el 14% ha recibido condonación de por lo menos un mes, el 11% pudo aplazar el pago de la deuda de los meses críticos y un 9% estableció pago por cuotas".


En vista de esta problemática, la asociación que representa a las Mipymes del país ha solicitado al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que durante la emergencia y el tiempo que esta dure, se levanten las normas de carácter público que existen en materia de arriendo, ya que actualmente esto está dificultando que se realicen acuerdos entre las partes.


Del mismo modo, se pide aplicación del principio de buena fe para revisar las obligaciones contractuales, teniendo en cuenta que las condiciones cambiaron de manera imprevista y esto genera inconvenientes para cumplir con lo pactado inicialmente en la celebración de los contratos de arrendamientos, ya que los inmuebles están siendo improductivos en estos momentos de crisis, lo que impide el cumplimiento en lo pagos.


Finalmente solicitan que se tomen medidas encaminadas a "restablecer el equilibrio", teniendo en cuenta el desmejoramiento que ha tenido este sector productivo, por la reducción de las ventas en un 50% en el 80% de las empresas. Se busca que entre arrendador y arrendatarios puedan llegar a acuerdos para realizar ajustes en el contrato actual o en caso de no poder negociar, los empresarios puedan hacer entrega de los inmuebles antes de la fecha estipulada sin pagar ningún tipo de indemnización.


Desde ACOPI esperan que las anteriores solicitudes sean tomadas en cuenta en los trámites de elaboración del decreto de arriendos, ya que esto representaría grandes alivios económicos para los pequeños y medianos empresarios del país.




Con información de Comunicaciones ACOPI.