Abren convocatoria para elegir nuevo operador para dragado del Puerto de Barranquilla

Se realizará la contratación de una draga de mayor capacidad para remover, durante máximo noventa días, 900.000 metros cúbicos de sedimentos en las zonas críticas del río.

Fotografía de Puerto de Barranquilla

Tras sostener mesas de trabajo y y comunicación permanente, el Gobierno nacional a través del Ministerio de Transporte y Cormagdalena, Findeter, el Distrito de Barranquilla, Asoportuaria, el Comité Intergremial del Atlántico y la DIMAR, establecieron una serie de acciones a desarrollar en el Puerto de Barranquilla, con el objetivo de brindar mayor seguridad a las operaciones navieras, que se han visto afectadas por condiciones inestables en el canal de acceso.


La primera medida acordada fue una extensión del contrato actual del consorcio Shanghai-Ingecon, que finalizaba el 31 de diciembre del 2020, lo que permitirá mantener con todas las garantías la operación del puerto durante los primeros 25 días del año. En ese período se adelantará el proceso de convocatoria para un nuevo operador para el trabajo de adecuación del canal.


Findeter abrió el proceso para la contratación de una draga de mayor capacidad, de entre 9.000 y 14.000 metros cúbicos, para la remoción de un volumen aproximado de 900.000 m³ del sedimento de las zonas críticas, y restablecer las condiciones de navegabilidad del canal de acceso durante tres meses. El nuevo operador será anunciado a finales del mes de enero.


Finalizado ese período, se hará una segunda convocatoria para la contratación del dragado permanente, que se encargará del mantenimiento del canal durante el resto del año.

“El compromiso del Gobierno Nacional con Barranquilla y su sector portuario es garantizar los recursos para que el canal de acceso al puerto tenga equipos de mayor capacidad en el 2021".

Así lo afirmó Ángela María Orozco, ministra de Transporte, quien explicó que a pesar de las condiciones climatológicas adversas que hay actualmente, el objetivo es garantizar la navegabilidad en el canal, teniendo en cuenta que este sector es un pilar en el proceso de reactivación económica que adelanta la ciudad y el país.


Por su parte, el director ejecutivo de Asoportuaria, Lucas Ariza, argumentó que “se debe trabajar en los dos frentes: lograr mejorar las condiciones actuales de manera pronta, con el equipo que está en la ciudad, y lograr la adecuación del canal en un tiempo no mayor a tres meses, para posteriormente realizar el mantenimiento con una draga permanente".


Lo anterior, teniendo en cuenta que el panorama actual en el puerto no da espera, ya que la situación es crítica y pone en riesgo toda la cadena productiva y comercial de la región y de sectores estratégicos para el país, como la importación de acero y graneles y la exportación de carbón coque, donde la Zona Portuaria de Barranquilla es líder.