¿A cuántos gestores sociales ha capacitado el Distrito para reducir los conflictos sociales?

Diferentes líderes comunitarios de varias localidades de la ciudad recibieron formación gratuita en mediación de conflictos.

Capacitación de gestores sociales. Foto: cortesía.

Con el objetivo de lograr una transformación social en los sectores más vulnerables y donde más conflictos hay en la capital del Atlántico, la Alcaldía Distrital, mediante la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, inició un proyecto que se trata de generar espacios seguros en donde exista formación y capacitación para los miembros de las distintas comunidades, esto según la entidad, para poder "aportar" a la creación de espacios más tranquilos para los barranquilleros.

Hasta el momento, han sido cerca de 500 ciudadanos de los diferentes sectores de Barranquilla los que han recibido formación para gestar la conciencia y lograr el mejoramiento al interior de sus respectivas comunidades; así como para poder generar encuentros que propicien la mediación y reconciliación.

Javier Gómez Ruiz, uno de los líderes comunitarios, del barrio Buena Esperanza, que participó en esta jornada, relató su experiencia de formación como "una capacitación constructiva donde aprendimos sobre la convivencia ciudadana y cómo transmitirla a otros sectores. Tenemos que convivir y buscarle solución a nuestros conflictos". 

Por su parte, Nelson Patrón, jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Nelson Patrón Pérez, explicó: "Para poder gestionar la convivencia necesariamente debemos abordar los conflictos y desde la Administración distrital somos conscientes de las demandas que se presentan en Barranquilla sobre estos temas". 

Asimismo, Patrón explicó que estas capacitaciones son una herramienta que buscan mediar y regular esas situaciones.

“Ya que si esto no se gestiona adecuadamente, el conflicto puede terminar en violencia y son los miembros de la comunidad los primeros actores que pueden desencadenar estas situaciones que afectan la sana convivencia".

Los espacios de capacitación tuvieron una duración cercana a los 3 meses y estuvieron orientadas por la Fundación IDI y su equipo de profesionales, quienes en una ceremonia certificaron a los participantes en el espacio académico. 

“Me parece que este tipo de actividades son positivas y deberían hacerlas más seguido ya que muchas veces estos muchachos no tienen quien los oriente ni quien los ayude a mejorar”, dijo Martha Salas, moradora del barrio Las Nieves.

El proyecto de formación, que inició desde el pasado mes de agosto, también es una respuesta a los compromisos estipulados en la Política Marco de Convivencia y Seguridad Ciudadana.