230 familias son desplazadas en el Bolívar por el conflicto armado

Aproximadamente 230 familias se desplazan en la zona rural de Monte Cristo y Santa Rosa del Sur, huyendo de enfrentamientos entre grupos ilegales, debido a los hechos de violencia que se presentan en el Bolívar.

Fotografía: Defensoría del Pueblo

Según comunicó la Defensoría del Pueblo los enfrentamientos se presentan entre Eln y disidencias de las Farc por el control del territorio. Esta semana se han realizado mesas de trabajo entre la Defensoría del Pueblo, Gobernación de Bolívar, Alcaldías de Santa Rosa, Montecristo y Morales y la Unidad Víctimas.


La Gobernación de Bolívar informó que es necesario una intervención urgente del Gobierno Nacional para poder actuar preservar el orden en el territorio, como también informó que se habilitaron dos albergue para atender de manera integral a las familias que empezaron a llegar a la cabecera municipal con el fin de garantizar entornos protectores para estas familias.


“Tendremos el concurso de Iderbol y la Secretaría de Educación en la zona y trabajamos con la Secretaría de Hacienda para generar los recursos necesarios para atender la situación, bajo los principios de complementariedad, concurrencia y solidaridad, para la compra de alimentos, frazadas, colchonetas y todo lo que se esté necesitando en este momento”,

informó el Secretario del Interior, Carlos Feliz Monsalve.




Consejo de Seguridad


En el consejo de seguridad que se desarrolló en Santa Rosa del Sur, liderado por el Director de Seguridad departamental, José Ardila, con el apoyo del Comandante de la Primera División del Ejército, General Melo; la Policía Nacional, la Fiscalía, la Personería, la Defensoría del Pueblo del Magdalena Medio y los Personeros de los municipios, se acordó además:


La intervención de la Secretaría de Víctimas Departamental, UARIV y alcaldías, para censar y cuantificar las ayudas humanitarias ( alimentación, colchonetas, frazadas, elementos de bioseguridad), que lleguen al territorio.


La Gobernación de Bolívar, Alcaldías de Santa Rosa, Montecristo, Morales y Arenal gestionarán, por compra y adquisición, las ayudas humanitarias.


UARIV y Secretaría de Víctimas Departamental se harán cargo de la organización, planeación y dirección de la ayuda humanitaria y apoyo psicosocial, necesario para garantizar el bienestar de la población desplazada.

La Gobernación de Bolívar y Alcaldía, emprenderán acciones que generen confianza y garanticen el plan de retorno de estas familias a sus lugares de origen.