225 estudiantes de la Uniatlántico reciben tablets para sus procesos de formación

Los jóvenes beneficiarios son de las zonas rurales de diez municipios del departamento de los estratos 1 y 2.

Este viernes, en los municipios de Sabanalarga y Repelón, la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, en compañía del vicerrector de Bienestar Universitario de la institución, Álvaro González, lideró la jornada de entrega de tablets a 225 estudiantes de la Universidad del Atlántico.


De acuerdo con la mandataria departamental, los equipos tecnológicos que recibieron los jóvenes beneficiados, que residen en estos dos municipios, se constituyen en una herramienta de apoyo para su proceso de formación remota y a distancia.


"Tenemos puestos todos los esfuerzos en que la educación no se detenga, que podamos llegar a todos los rincones del departamento para que nuestros niños y jóvenes puedan acceder a la 'Escuela en Casa' y que la Universidad del Atlántico siga a toda marcha. Por eso tomamos la decisión de garantizar la gratuidad a todos los estudiantes en la Universidad del Atlántico, así como también entregarles ayudas tecnológicas para que puedan conectarse a sus clases virtuales, porque creemos que solo con educación tendremos un mejor Atlántico", sostuvo Noguera.


Los jóvenes estudiantes se mostraron muy agradecidos por este apoyo que les están brindando con la entrega de estas herramientas, que les permitirá continuar con sus sueños de ser grandes profesionales.


"A raíz de la situación que vivimos, tenía muchas falencias al momento de realizar las actividades educativas de la Universidad. Gracias a la Gobernadora y a la Universidad tenemos esta herramienta y vamos a lograr el sueño que todos tenemos, que es el de ser alguien en la vida y ejercer una carrera profesional", aseguró Rubén Villa, estudiante de Licenciatura en Educación Física y uno de los beneficiarios en Repelón.


Los beneficiarios de esta iniciativa se encuentran en zonas rurales de diez municipios del departamento tales como: Juan de Acosta, Baranoa, Repelón, Sabanalarga, Candelaria, Bohórquez, Suan, Ponedera, Sabanagrande y Manatí.


Como criterios de selección se tuvieron en cuenta a estudiantes de los estratos 1 y 2, de mayor vulnerabilidad, escogidos por el equipo de trabajo social de la Vicerrectoría de Bienestar Universitario y pertenecen a las facultades de Arquitectura, Bellas artes, Ciencias Básicas, Ciencias de la Educación, Ciencias Económicas, Ciencias Jurídicas, Ingeniería, Nutrición y Dietética, y Química y Farmacia.