2.500 policías dispuestos para la seguridad durante la segunda vuelta presidencial en Barranquilla

Autoridades anuncian $10 millones de recompensa a quien informe sobre delitos electorales.

Barranquilla contará con la presencia de 2.500 uniformados distribuidos en distintos sectores de la ciudad y su área metropolitana, cubriendo los 136 puestos de votación de la ciudad, puestos de control, sedes de la Registraduría, puntos de escrutinios, seguridad biométrica, seguridad de la ruta del kit electoral y la vigilancia en las cinco localidades, de acuerdo con lo explicado por el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, brigadier general Luis Hernández Aldana.


La Policía Metropolitana también anunció realizar un Plan Blindaje y el desdoblamiento de la operatividad luego de cerradas las urnas e inicie el proceso de escrutinio.


Asimismo, en el Consejo Departamental y Distrital de Seguridad y Convivencia Ciudadana, en coordinación con la Gobernación del Atlántico y la Alcaldía de Barranquilla, se acordó ofrecer una recompensa de hasta 10 millones de pesos a quien brinde información que permita adelantar actuaciones para evitar delitos electorales.


Entre tanto, el jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Nelson Patrón Pérez, explicó que “la articulación institucional ha facilitado poder brindarles a los barranquilleros las condiciones adecuadas para que puedan dirigirse a las urnas de manera tranquila y en paz. Contamos con el apoyo de la Policía Metropolitana, el Ejército Nacional, Fiscalía, Armada, Medicina Legal y entes de control y veeduría como la Procuraduría General de la Nación y la Defensoría de Derechos Humanos, para que la jornada electoral transcurra normal y sin contratiempos”.


Patrón Pérez también fue enfático en afirmar que “la verdadera democracia se desarrolla haciendo uso de nuestro derecho al voto y respetando las diferencias, por lo cual hacemos un llamado al buen comportamiento, usar las vías del diálogo para mediar y, en general, comportarnos como buenos ciudadanos.


El funcionario, además, anunció que se contará con el equipo de Promotores de Seguridad y Convivencia Ciudadana para generar mecanismos de mediación ante posibles alteraciones al orden público.


Adicionalmente, el Ejército Nacional también apoyará a la Policía Nacional en la vigilancia de activos estratégicos de la ciudad y departamento, operarán en puestos de control mixtos, vigilancia en vías de acceso y en total dispondrán de 120 efectivos para el Distrito.


La segunda vuelta presidencial será monitoreada por medio del Puesto de Mando Unificado que se instalará el domingo a las 7:00 de la mañana y se mantendrá hasta después del cierre de las urnas, con el fin de garantizar el correcto traslado del material electoral hasta el punto de escrutinios. Adicionalmente, se contará con articulación con la Procuraduría General de la Nación, la Defensoría de Derechos Humanos y Personería Distrital para el seguimiento de protocolos y veeduría con el fin de garantizar el derecho al voto y la transparencia de la jornada.