$2.5 billones en créditos para apoyo al sector educativo del país

Serán destinados $1 billón para jardines y colegios privados y $1.5 para apoyar instituciones de educación superior.

Este miércoles fue anunciado un paquete de líneas de créditos por valor de $2.5 billones, con el que se pretende aliviar la situación de jardines infantiles, colegios, universidades, padres de familia y estudiantes, en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19, generando así la posibilidad de realizar el pago de nómina en cada una de estas instituciones.


Los recursos serán divididos en $1 billón para jardines y colegios privados que permitirán cubrir hasta el 90 % de la nómina, con el que contarán con un respaldo del %80, un periodo de gracia de 6 meses, y un plazo de pago entre 12 meses y 36 meses. Por su parte para las instituciones de educación superior serán destinados $1.5 billones, para cubrir el pago de nomina en un 90%, con la misma garantía por parte de la Nación del 80% y un periodo de gracia de pago de capital por 7 meses y un plazo establecido según los ingresos de las Instituciones que será entre 12 y 36 meses o 36 y 60 meses.


El presidente Iván Duque, se refirió a esta medida que fue lanzada por el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Educación, el Fondo Nacional de Garantías (FNG) y la Banca de Desarrollo Territorial (Findeter), afirmando que con el alcance que tendrán estás líneas financieras se podrán beneficiar universidades públicas y privadas y aliviar las condiciones económicas a las que se han visto enfrentadas por el COVID-19.


Por su parte la ministra de Educación, María Victoria Ángulo, explicó que con los apoyos financieros se busca evitar la deserción escolar y fomentar la continuidad de los cronogramas académicos y además indicó que estos créditos se estarán implementando con instituciones educativas privadas (jardines y colegios), padres de familia, estudiantes, Instituciones de Educación Superior (IES) y de educación para el trabajo y desarrollo humano.


Cabe destacar que desde Findeter se creó una línea adicional de créditos por $200 millones, para apoyar a las universidades en definir esquemas que contribuyan a mejorar las condiciones de estudiantes de pregrado que se encuentran en vulnerabilidad socioeconómica.