11 municipios de Sucre están en alerta por sequía y fenómeno del Niño

A la fecha siete municipios han declarado la calamidad pública.

Archivo, departamento de Sucre | Cortesía gobernación de Sucre


El panorama en el departamento de Sucre ante la sequía del primer trimestre del año, no es alentadora y más bien preocupa el impacto que está dándose y que podría ser peor ante un fenómeno del Niño, así lo ha calificado la oficina de Gestión del Riesgo de Desastres del departamento, que si bien asegura, la falta de lluvias empieza a golpear a todo el departamento, se han considerado 11 municipios en estado vulnerable y los cuales resultarían mayormente afectados.


Según José Vega, coordinador de Gestión del Riesgo del departamento, a la fecha se cumplen dos meses sin precipitaciones, ciclo que se tiene previsto culmine en abril, pero de no ser así, ante la llegada del fenómeno del Niño, la situación podría ser aún más crítica para las poblaciones de Sincelejo, Corozal, Betulia, Sincé, Galeras, Sampués, Colosó, Ovejas, San Benito, El Roble y Chalán, zonas identificadas como las más críticos. Vega explicó que algunas de las principales consecuencias que ya se están viviendo, están relacionadas con el deficit de agua, que afecta el desabastecimiento de agua potable y el consumo para animales, el sector agropecuario también se ha visto golpeado, pues por un lado lo agricultores se abstienen se cosechar en esta temporada seca, disminuyendo así la labor del pequeño agricultor y los ganaderos se perjudican porque los animales empiezan a perder peso y a producir menos leche. Así mismo agregó el coordinador que con la situación del agua, el tema cubre incluso a hospitales, colegios y centros carcelarios donde las dificultades de salubridad afloran.  Por último, mencionó Vega que dentro de las consecuencias también están los incendios forestales y a pastizales, así como los efectos al sector turístico ante los fuertes rayos solares que según él,  haceb que los turistas eviten estas condiciones.

Medidas El coordinador José Vega explicó que se viene trabajando en un plan de acción que permita dar continuidad a las iniciativas lideradas en los últimos años, ante la presencia de la sequía.  La capacidad instalada del departamento abarca la disposición de 33 tanques de 10 mil litros de agua, 11 carro tanques para el llenado de los anteriores y 11 pozos que fueron perforados en el último fenómeno del Niño y que ahora serán mantenidos. Así mismo indicó que se trabaja en el abastecimiento de más de 100 represas que se han secado por la temporada seca. Finalmente Vega agregó que a los ganadores se les entregan alimentos para el ganado y a los agricultores fertilizantes para fortalecer las actividades luego de la temporada.

Calamidad pública A la fecha los municipios de Sincelejo, Corozal, Galeras, Sincé, Sampués, Chalán y Tolú Viejo han declarado de la mano de sus alcaldes, la calamidad pública para priorizar recursos y evitar los trámites habituales para el respectivo desembolso de los recursos. Se espera que este viernes se adelante una reunión, que permita definir si otros municipios como Majagual, San Marcos y Guaranda también se declaran en calamidad pública o si todo el departamento será cobijado con esta medida.