• Ángela Pertuz López

108 pescadores se formaron de cara al Río Magdalena

Las comunidades consiguieron la actualización de conocimientos para el logro y mantenimiento de una pesca sostenible que proteja al río Magdalena.

Cortesía

Pescadores del Atlántico, Bolívar y Magdalena dejaron a un lado la canoa y la atarraya para conocer más al Rio Magdalena a través de 15 encuentros pedagógicos enfocados a la recuperación de la navegabilidad del Río Grande de la Magdalena y la restauración de los ecosistemas degradados del Canal del Dique.


Allí, 31 organizaciones de pescadores y siete consejos comunitarios desarrollaron temáticas relacionadas la actualización de conocimientos para el logro y mantenimiento de una pesca sostenible que proteja al río Magdalena, que brinda a su vez, un desarrollo social y económico dentro de las comunidades.


“El río es un todo. Por eso la importancia de estar en continuo aprendizaje, para de esta forma generar desarrollo en nuestras comunidades. Nos educamos en temas que antes no conocíamos, como los procesos legislativos o institucionales que nos permitirán proteger nuestros derechos y deberes como ciudadanos,” comentó José Barcasnegras, líder de la Cooperativa de Pesca y Agricultura (Coagropez) del corregimiento de Higueretal, en el municipio de San Cristóbal, Bolívar.

Fotografía: Cormagdalena

Según lo informado por la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), la primera fase del proyecto “Remando Juntos” se realizó en los departamentos de Atlántico, Bolívar y Sucre a través de mesas de trabajo presenciales, siguiendo los protocolos de bioseguridad, en los municipios de Calamar, Arjona, San Cristóbal y María La Baja, y los corregimientos de Pasacaballos, Puerto Badel y Rocha, en Bolívar; Santa Lucía, y Suan, en Atlántico, y San Onofre en el departamento de Sucre.


“Beneficiamos a 108 personas de las diferentes asociaciones comunitarias y de pescadores, brindándoles un acompañamiento formativo, y entregándoles insumos tecnológicos y herramientas de pesca para la continuidad de su trabajo en el río, velando siempre por la preservación socioecosistémica”, puntualizó el director de Cormagdalena, Pedro Pablo Jurado.

Este proyecto de formación tuvo una inversión de 171 millones, y se logró gracias a la alianza entre la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena) y la Corporación Desarrollo y Paz del Canal del Dique y Zona Costera.