• Ángela Pertuz López

Álvaro Llerena Martínez y la magia de su tambor embrujao´ en España

Escapando de la música, Álvaro Llerena Martínez, hijo de Petrona Martínez, se encontró frente al tambor alegre en Madrid, hechizando con su repique a los españoles. El tamborero estará presente en la 2da entrega de Mangle Festival este sábado, 19 de septiembre, a las 3pm a través de las redes sociales de I Love Bullerengue.

Álvaro Llerena// Fotografía: Tierra Candela
“Llego a España con ganas de conseguir un trabajo y estudiar, pero cuando llego empieza la primera crisis económica del país y mi documentación solo me permitía trabajar si me daban un contrato”, indica Álvaro.

Fue ahí que, llevado por el destino, miró de frente su tambó, lo único que se trajo de Colombia. “Cuando lo traje, me dije 'Si algo pasa, de todos modos tengo el tambor como alternativa. Con él me pongo en la estación del metro y toco'”, precisa Llerena; pero antes de que aquel escenario hipotético se hiciera realidad, consiguió un grupo de músicos con los cuales lleva a tierra española la esencia Caribe.



De Bolívar y su madre, la cantadora de Bullerengue Petrona Martínez, guarda una tradición que trasciende fronteras, tal como la magia que emana el repique de su tambor alegre desde Madrid, España, que lejos de su lugar de origen vibra con la misma intensidad, tal como en los años mozos de su juventud en el Caribe.


Y es que fue casi inevitable que desde temprana edad estrechara lazos con el tambor; en la finca donde vivían tomaba los tanques de aceite y sin saberlo ataba su destino a él, con la practica improvisada del sonar de la tambora.


Para aquellos días su madre fue su maestra; ella había tenido la oportunidad de aprender con su mamá, tía y abuela, quienes iban juntas a fiestas patronales de la región.


Álvaro Llerena, voz líder y el tambor principal en la producción discográfica "Azúzalo"

“Ella me indicaba a través de sonidos cómo debía tocar la tambora” narra Álvaro Llerena

Tiempo después se mudaron a Palenquito, comunidad ubicada entre Malagana y Palenque en el departamento de Bolívar, lugar donde terminó de crecer y consolidó su carrera musical, mientras su madre empezaba sus primeros pininos, ya con un grupo folclórico.


Yo practicaba con los tanques; luego, cuando veo tocar a Ramón Sánchez, el primer tamborero que tuvo mi mamá, yo más o menos tenía conocimiento de cómo sonaba. Cuando dejaban los tambores tras el ensayo, yo los cogía y practicaba” recuerda, entre risas, Álvaro; y añade “para esas horas, mi madre se iba a un sitio que se llamaba la Selva a sacar la arena, allá donde el compadre Lucho Jiménez, y cuando venía me pegaba mis coscorrones”.


Ya para ese tiempo, Petrona Martínez rechazaba la idea de que su hijo fuera un tamborero, pues circulaba por los pueblos la superstición de que les echaban brujería; por ello, quiso alejarlo de todo, sin embargo, no fue suficiente. Su destino ya estaba escrito.



“En todos los trabajos discográficos de mi mamá yo fui el tamborero mayor, siendo nominado con ella al Grammy Latino como mejor álbum de música folclórica con el disco “Bonito que canta”; actualmente vengo trabajando con mi hermana en Herederos de Petrona, donde también canta Lina Babilonia. Como solitario tengo el trabajo discográfico Azúzalo en colaboración con otros artistas como Alex Flórez Sierra” precisa Llerena.

Hoy, sigue llevando el legado de su madre y toda una familia. “Uno se va abriendo paso a paso de la mano de la herencia que llevo en los hombros; así se me ha facilitado presentar una propuesta y llevar la tradición”.


Llerena hechizará con su tambor alegre a los asistentes a la segunda entrega del Mangle Festival, en un escenario virtual a través del Facebook Live y Youtube de I Love Bullerengue, desde las 3pm del sábado 19 de septiembre.